Arias Cañete impulsará la Ley de mejora de la cadena alimentaria

Analiza en un primer contacto con Asaja y Coag la propuesta de reforma de la PAC y la situación de los precios agrarios.

0

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, tiene previsto impulsar a partir de enero la tramitación de la Ley de mejora de la cadena alimentaria, que estaba consensuada con los grupos parlamentarios pero quedó en suspenso por el adelanto de las elecciones generales, según ha trasladado al secretario general de Coag, Miguel López, en una reunión.

Previamente, el titular del ramo se entrevistó con el presidente de Asaja, Pedro Barato, con quien abordó la necesidad de trabajar para «dar la vuelta» a la propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC), la importancia de las políticas de agua para el sector agrícola y la situación de los precios agrarios, entre otros asuntos.

Tras tomar posesión el pasado jueves 22 de diciembre, Arias Cañete ha iniciado con los máximos responsables de Asaja y de COAG una ronda de contactos con el sector que proseguirá previsiblemente con dirigentes de UPA, Cooperativas Agroalimentarias y otras organizaciones.

López afirmó que el ministro pretende reunir a partir del 9 a una comisión para retomar la Ley de mejora de la cadena agroalimentaria, demandada por el sector para «equilibrar» la cadena y dotar de mayor transparencia al mercado, en un contexto en el que, según la organización agraria, la gran distribución ha vuelto a su ‘guerra de precios’, presionando a la baja las cotizaciones en origen.

El secretario general de COAG detalló a Arias Cañete la «delicada» situación que atraviesa el sector agrario, con una pérdida de renta del 31% desde 2003 y un incremento de los costes de producción del 14% este año, y defendió, por otro lado, la necesidad de que en la propuesta de reforma de la PAC «cambien algunas cosas».

Por su parte, Pedro Barato indicó que en su encuentro con el ministro también sostuvo que «hay que dar la vuelta» a la actual propuesta de la PAC, porque «no interesa a España», al no contemplar la variedad de su agricultura.

En el contexto de crisis de precios pidió que se revise la actuación de las autoridades de competencia nacionales y europeas en relación con el sector agrario.