Arahuetes, satisfecho por la rectificación del decreto de endeudamiento municipal

El Gobierno rectifica sobre la decisión publicada ayer en el BOE sobre el endeudamiento municipal, de forma que los ayuntamientos y sus entidades dependientes sí podrán solicitar préstamos hasta final de año. Además, los alcaldes acuerdan bajarse el sueldo hasta un 15 por ciento

0

El Boletín Oficial del estado (BOE) publica hoy la corrección de una serie de errores -la mayoría de carácter técnico- en el Real Decreto-Ley 8/2010, de 20 de mayo, por el que se adoptan medidas extraordinarias para la reducción del déficit público.

El texto publicado ayer señalaba que a partir de su entrada en vigor y hasta el 31 de diciembre de 2011, «las entidades locales y sus entidades dependientes clasificadas en el sector Administraciones Públicas no podrán acudir al crédito público o privado a largo plazo».

Esta medida ha provocado críticas entre algunos ayuntamientos y será analizada hoy en la asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Alivio en Segovia. El alcalde de Segovia y presidente de la Comisión de Hacienda y Financiación de la FEMP, Pedro Arahuetes, se mostró hoy satisfecho al haber conocido que se trataba de un error la fecha en que impedía a los municipios acudir a préstamos bancarios.

Según dijo hoy, tras la reunión de la Junta Directiva de la FEMP en Madrid, todos los miembros de la Ejecutiva “hemos aplaudido esa corrección de errores, de modo que el plazo para acudir a préstamos se traslada al 1 de enero de 2011 y por tanto podremos continuar con las inversiones que teníamos previstas para 2010”, aseguró Arahuetes.

Sobre su decisión de no presentarse de nuevo a la Alcaldía o dimitir de su cargo, aclaró que las circunstancias se han modificado. “Ha habido cambio de criterio y si la FEMP hubiera dicho que la medida era correcta, yo ya pintaba poco en la Comisión de Hacienda. No ha sido así y en la FEMP hemos trabajado para que esa corrección de errores se pudiera realizar y las cosas han cambiado”, afirmó.

De este modo se tornó sustancialmente el estado de ánimo de Pedro Arahuetes, que el día anterior había criticado duramente el decreto del Gobierno, advirtiendo de que podría no acudir de nuevo a las elecciones del próximo año, y con dimitir de presidente de la Comisión de Hacienda de la FEMP..

En cuanto a los cambios que puedan producirse este año sobre los créditos a los que se piense acudir el consistorio segoviano, su concejal de Hacienda, Juan Cruz Aragoneses (PSOE), sostuvo que aún es pronto para decidir qué se hará. “Primero tienen que desarrollar el decreto y al año que viene ya veremos”, añadió.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Javier Santamaría (PP), también defendió que se tomen medidas contra los consistorios que no cumplan con los principios de equilibrio presupuestario. “Lo lógico es que se diga que los municipios no pueden estar endeudados en más de una cantidad, y habrá quién lo cumpla y quién no haya hecho los deberes adecuadamente, y quien esté reduciendo a la baja el déficit”.

Los alcaldes se bajarán el sueldo hasta un máximo del 15%

La Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha acordado hoy, por unanimidad, una rebaja del sueldo de los alcaldes y cargos electos en función de la retribución que reciben y en sintonía con el decreto del Gobierno que sitúa esta reducción entre el 0,25 por ciento y el 15 por ciento.

En rueda de prensa, el presidente de la FEMP, Pedro Castro, ha informado de que los alcaldes con sueldos similares al presidente del Gobierno, experimentarían una rebaja salarial del 15 por ciento; la reducción en sueldos equivalentes a secretarios de Estado, sería del 10 por ciento y así sucesivamente hasta la rebaja mínima del 0,25 por ciento.

La FEMP se ha reunido esta mañana para estudiar esta rebaja en el salario además de analizar el decreto ley por el que se adoptan medidas extraordinarias para reducir el déficit público y que prohíbe a los ayuntamientos recurrir al crédito a largo plazo entre el 1 de enero de 2011 hasta el 31 de diciembre de ese año.

Inicialmente, el decreto decía que los ayuntamientos no podrían endeudarse desde hoy mismo ni durante el 2011. Finalmente, el Gobierno ha rectificado y ha retrasado siete meses el recorte.