Aragón, La Rioja y Navarra se reúnen con el secretario de Estado

La crecida del Ebro mantiene en alerta a la zona tras la evacuación de varios pueblos.

0

Los consejeros de Medio Ambiente de Aragón, La Rioja y Navarra mantendrán un encuentro en el día de hoy con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, para analizar la situación creada en estas comunidades por la crecida del Ebro que se registró en las últimas horas.

Así lo comunicó la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, quien afirmó que este encuentro, que tendrá lugar en la sede de la Delegación del Gobierno, ya estaba hablado pero se adelantó con motivo de la crecida. En esta reunión se tratará la situación conjunta del tramo medio del Ebro.

La presidenta de Aragón tras asistir a una reunión en el Puesto Avanzado de Mando, situado en la citada localidad zaragozana junto con el consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, aseguró que estuvo en contacto ayer con la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La presidenta de Aragón declaró que una vez todo acabe y bajen las aguas “se limpiará el cauce” para realizar “un estudio en profundidad por qué llevamos muchas inundaciones en pocos años”.

La presidenta del Gobierno de Aragón conifrmó que la cresta de la crecida ya pasó por la localidad aragonesa de Novillas y que los esfuerzos se están concentrando en Boquiñeni, Pradilla y Cabaña de Ebro.

Fuentes del Ejecutivo autonómico comentaron que las previsiones de la altura del agua se vieron sobrepasadas en Pradilla, donde reforzaron las medidas de contención gracias a la labor de los efectivos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. “Parece que ya está suficientemente reforzada y que el agua no va a saltar”, declaró Rudi.

Esta localidad fue completamente desalojada, pero continúan allí aquellos vecinos que quisieron ayudar con sus tractores a reforzar la mota de contención.

Respecto a Cabañas, la presidente del Gobierno de Aragón ha señalado que se ha tomado la decisión de destruir una mota que va causar la inundación de nueve fincas, con el fin de evitar que se inunde “el casco urbano”.

La presidenta de Aragón agredeció y reconoció “la coordinación con la que se está trabajando en la zona” y señaló que “hay que priorizar” los intereses de las personas y los pueblos, respetando el medio ambiente todo lo que sea posible.

Protección Civil pidió que se realice un análisis por parte de técnicos para evaluar si es necesario el desalojo de la localidad de Boquiñeni ante la llegada de la punta de la crecida del río Ebro.

Enlas últimas horas el agua saltó la mota de Boquiñeni y empezó a entrar a la localidad, al verlo el alcalde, Miguel Sanjuán, decidió realizar un desalojo preventivo de las personas que viven cerca del río, que han sido trasladadas al polideportivo de Luceni.

Durante esta mañana, se informó a los vecinos que se encontraban en Luceni que, si lo deseaban, podrían volver a sus casas, aunque no se descarta que la localidad sea evacuada durante este sábado, dependiendo de la evolución de la crecida.

La medición se realizará comparando el agua con la altura de la carretera, lo que permitirá s“si hay que desalojar la localidad o no”, declaró Rudi, en cuyo caso el dispositivo ya estaría preparado.