34 01
El Gobierno aragonés anunció que los bienes del Monasterio de Sijena “han vuelto a Aragón”. / Europa press
Publicidad

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, anunció que el próximo 23 de febrero se podrá visitar los bienes del Monasterio de Sijena “que han vuelto a Aragón”.

Así lo señalaron en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el diputado del PP, Antonio Torres, en el pleno de las Cortes de Aragón, sobre la rehabilitación del Monasterio de Sijena, a quien la consejera ha explicado que cuando llegaron al Gobierno aragonés se establecieron medidas “inmediatas y urgentes” para habilitar como espacio expositivo los dormitorios y la sala capitular del cenobio.

Pérez añadió que la “sala capitular está perfectamente habilitada” para acoger las pinturas murales y también se encargó un plan director a los arquitectos Pemán y Franco, “que en pocos días entregarán para dar una visión integral de esa gran joya como es el Monasterio de Sijena”.

Asimismo, criticó al PP porque cuando estuvo en el Gobierno invirtió 40.000 euros, además de que en abril de 2015, antes de las elecciones autonómicas, “anunció un plan con grandísima inversiones”, frente al actual Ejecutivo, que “lleva un millón de euros comprometidos”.

Pérez reclamó a los ‘populares’ “un poco de decencia” ya que ahora piden explicaciones, pero cuando estaban en el gobierno “no realizaron ni una sola inversión con una sentencia que decía que en septiembre de 2015 debían volver los bienes”.

Por su parte, el diputado del PP, Antonio Torres, comentó que en 2016 el Gobierno de Aragón invirtió 252.000 euros en la sala capitular, pero “desde entonces no se ha hecho nada”, y el pasado 25 de enero un auto judicial dejó sin efecto la devolución de las pinturas murales “porque no se había acreditado el fin de esas obras y el sistema de climatización” lo que representa un “riesgo de deterioro” de las piezas.

El diputado manifestó a su vez que tiene constancia de que las obras de rehabilitación están concluidas y ha querido saber si lo realizado es suficiente para albergar las pinturas murales, para calificar de “grave” que no sea así después de haber estado un año y medio sin realizar ninguna actuación en este espacio, “habiendo una sentencia”.