El apoyo a la independencia de Cataluña baja hasta el 46,7%

La cifra publicada por el último Barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió recalca que el porcentaje de ciudadanos separatistas se reduce un 1,3% respecto al sondeo anterior

60

El 46,7% de los catalanes quiere que Cataluña sea un estado independiente, según el último Barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), aunque la tendencia cae más de un punto desde la última encuesta de abril de 2018 (48%). En la rueda de prensa de ayer, el director del CEO, Jordi Argelaguet, detalló que el 44,9% está en contra de la independencia, un 6,7 no lo sabe y un 1,6 no contesta.

Cuando se pregunta de forma abierta por el sistema preferido para Cataluña, un 38,8% de catalanes apuesta por un estado independiente —dos puntos menos que en abril—, mientras que el 25,5% quiere que siga siendo una comunidad autónoma, el 22,4% quiere que sea un estado dentro de una España federal y un 7,8% una región de España.

Si se analiza la posición respecto a la independencia por partidos: el 96,4% de votantes de Cs, el 90,3% del PP, el 87% del PSC y el 65,7% de los comuns están por el ‘no’, mientras que el 95,9% de la CUP, el 88,3% de ERC y el 86,7% de JxCat están a favor del ‘sí’. La encuesta, que fue realizada a 1.500 personas entre el 23 de junio y el 14 de julio, pregunta cuál es el principal problema para los catalanes y un 30,2% de los encuestados considera que son las relaciones Cataluña-España, seguido de la insatisfacción con la política (23,8%), y el paro y la precariedad laboral (14,8%).

El 62,3% de catalanes cree que Cataluña no ha conseguido un nivel suficiente de autonomía; el 24,4% considera que el nivel de autonomía es suficiente, y un 5,8% valora que hay demasiada autonomía en la comunidad.

Sobre el nivel de satisfacción con la democracia, un 47,3% de los encuestados afirma que está poco satisfecho y un 31,4 no lo está nada, mientras que un 17,1% está bastante satisfecho y un 2,1% muy satisfecho, si bien el 83,3% considera que es la forma de gobierno preferible. El 51,6% de los catalanes aprueba la gestión del Govern de la Generalitat presidido por Quim Torra, cuatro puntos por debajo del barómetro anterior, mientras que el 32,4% aprueba la gestión del Gobierno central que, sin embargo, mejora su resultado respecto al anterior barómetro, cuando solo lo aprobó el 14,5% de catalanes.

El director del CEO puntualizó que no puede atribuirse directamente esta respuesta a la llegada de Pedro Sánchez al Ejecutivo porque hacía muy poco que acababa de llegar a la Presidencia del Gobierno y no puede haber una traslación directa en las respuestas.

Sobre la valoración de los políticos catalanes, el 54,3% los aprueba, dos puntos menos que en el barómetro anterior, mientras que el 44,2% los suspende, mientras que en el caso de los políticos españoles, solo los aprueban el 25,5% de los ciudadanos catalanes.

Pertenencia

Al preguntar por el sentimiento de pertenencia, el 34,9% de los catalanes se siente tan español como catalán, el 25,5% más catalán que español, y el 25,3% solo catalán, mientras que el 4,4% solo se siente español y el 5,6% más español que catalán.

Respecto a la media en una escala sobre 5, donde 5 es sentirse solo catalán y 0 es sentirse solo español, en este último barómetro se sitúa en un 3,64, un punto menos que el anterior (3,65).

Por otro lado, ERC ganaría las elecciones al Parlament de Cataluña con un 24% de los votos y una horquilla de entre 35-37 escaños, por delante de Cs y JxCat, según el último Barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), y la mayoría independentista se mantendría en la Cámara.

Ciudadanos sería la segunda fuerza política con el 21,4 por ciento de los votos y 29-30 escaños, seguida de JxCat con el 17,9 por ciento (27-29 escaños). El PSC conseguiría el 15,5 por ciento (19-21 escaños), los comunes el 7,8 por ciento (8-10 escaños), la CUP el 7 por ciento (8-10) escaños, mientras que el Partido Popular con el 3,8 por ciento obtendría entre 3 y 4 escaños. Con estos resultados el independentismo mantendría la mayoría absoluta el Parlamento catalán.