Ana Julia Quezada en su traslado a la Ciudad de la Justicia de Almería.
Ana Julia Quezada en su traslado a la Ciudad de la Justicia de Almería. / Europa Press
Publicidad

Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte violenta del niño de ocho años Gabriel Cruz en Níjar (Almería) en febrero, conoció en la jornada de ayer que será enjuiciada por un jurado popular y que está procesada por la comisión de delitos de asesinato y contra la integridad moral pero no por el delito de detención ilegal que hasta ahora se le imputaba.

Así lo anunció a los medios de comunicación a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Almería el juez instructor de la causa penal, el magistrado Rafael Soriano, quien también precisó que se espera que la investigación en torno al crimen pueda estar concluida “a finales de año”.

“Hoy se inicia la tramitación del procedimiento por la ley del jurado, que llevará su tiempo, y esperemos que, antes de fin de año, podamos tener completada la instrucción y se pase la causa a la Audiencia Provincial para enjuiciamiento”, trasladó.

Si bien no precisó el juez el porqué del sobreseimiento del delito de detención ilegal por el que también estaba investigada Quezada, fuentes judiciales detallaron que este queda “subsumido” en el delito de asesinato. “Forma parte de la dinámica comisiva del asesinato coger a una persona de un sitio para llevarla a otro y matarla y, en este caso, no existe ese elemento de tener encerrado a alguien que exige la detención ilegal”, según explicó en declaraciones el abogado de la acusación particular, Paco Torres.

Así, durante la comparecencia en dependencias del Juzgado de Instrucción 5 de Almería, que no se prolongó más allá de una hora, Ana Julia Quezada conoció cuáles son los hechos que consideran acreditados las partes que están personadas en la causa al tiempo que se le informó de que tanto Ministerio Fiscal como acusaciones particular y popular le atribuyen el subtipo agravado del delito de asesinato previsto en el artículo 140 del Código Penal y penado con la prisión permanente revisable.

Mientras que la asociación ‘Clara Campoamor’ y los abogados de los padres del pequeño Gabriel sí consideran que, además, hay ensañamiento, la Fiscalía no lo aprecia así y solo estima, a priori, que existe alevosía.

Con respecto al comportamiento que mantuvo Ana Julia Quezada durante los trece días en los que se mantuvo activo un amplío operativo de búsqueda del niño con respecto a Ángel Cruz y a Patricia Ramírez, el Ministerio Público considera que habría incurrido en un total de dos delitos de lesiones psíquicas mientras que la acusación particular lo califica como dos delitos contra la integridad moral. En el auto de ingreso en prisión, el juez remarcó que la procesada “mantuvo el engaño” a lo largo de los días.

FuenteEuropa Press
Compartir