Almeida logra la alcaldía de Madrid con el apoyo de Cs y Vox

El PP logra a última hora alcanzar un pacto con las dos formaciones que ofrece a Begoña Villacís la vicealcaldía y a los cuatro ediles de Vox funciones pendientes por concretar

15
El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.
Publicidad

El popular José Luis Martínez-Almeida se convirtió ayer en el nuevo alcalde de Madrid, donde gobernará en coalición con Ciudadanos, gracias a un pacto que también apoyaron los cuatro ediles de Vox, que tendrán “funciones” aún pendientes de concretar en la capital.

Tras suscribir anoche un acuerdo con Begoña Villacís (Cs), que será vicealcaldesa, el PP logró un pacto con Vox de madrugada, horas antes de que se haya constituido la nueva corporación madrileña y Martínez-Almeida haya tomado el bastón de mando de manos de la alcaldesa saliente, Manuela Carmena, que dejará su acta.

El PP suscribió un pacto programático de 80 medidas con Ciudadanos, que además obtiene la vicealcaldía, cuatro áreas de Gobierno y nueve distritos, mientras que con Vox los populares acordaron otras 81 medidas.

El nuevo alcalde retó a “cualquiera” a “que encuentre cualquier cuestión fuera del ordenamiento jurídico del que nos hemos dotado en España” en ambos acuerdos, que se diferencian sobre todo en que Ciudadanos habla de la violencia machista y del Orgullo Gay, y Vox no.

Se está a la espera de saber qué “funciones” tendrá Vox que, según ambos partidos, están por concretar, pese a que fuentes del PP habían dicho a los medios que la formación de Santiago Abascal recibiría concejalías de distrito.

“Todavía no me puedo pronunciar porque es aventurado pero sí que decidiremos en los próximos días”, dijo Martínez-Almeida preguntado al término del Pleno sobre qué cargos tendrá Vox.

La que será la futura vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, aseguró que este Gobierno de coalición marcará una “nueva etapa” que atenderá a todos los madrileños con un Ejecutivo “liberal y sensato” que “hablará más de futuro y hablar menos del pasado”, y reivindicó que su pacto es con el PP.

“Venimos a someternos al dictado de las leyes”, defendió el edil de Vox Javier Ortega Smith, quien recalcó que es un “honor” formar parte del Ayuntamiento de la capital “bajo la presencia del retrato del rey y nuestra enseña nacional”.

pactar con vox

El nuevo Ayuntamiento, respaldado por el presidente del PP, Pablo Casado, se enfrentó a las críticas de Más Madrid y del PSOE por haberse conformado con los votos del “trío de Colón”.
La exalcaldesa Manuela Carmena abogó por “cuidar la democracia”, reivindicó el feminismo y pidió que el PP no dé un “volantazo de capricho” a sus medidas, porque cuentan con el apoyo de medio millón de madrileños.

Tras señalar que es una “paradoja” que los populares gobiernen pese a haber cosechado el peor resultado de su historia, reivindicó la herencia que les deja: reducción de la deuda, y equipamientos a estrenar.

El que será el nuevo portavoz de los socialistas, Pepu Hernández, afeó que Madrid sea “rehén” de Vox y consideró que el Gobierno de PP y Cs ha “blanqueado” al partido de Santiago Abascal, por lo que se inicia a su juicio “una triste etapa”.

Tras pactar medidas como “reconvertir” Madrid Central (una moratoria a las multas de esta zona restringida al tráfico desde el próximo 1 de julio), estudiar el posible soterramiento de Gran Vía o bajar impuestos en 400 euros a cada madrileño, la incógnita ahora es saber qué papel jugará Vox.