Alemania investiga por fraude al ex consejero delegado de Volkswagen

La marca suspendió a los responsables de Investigación y Desarrollo de la compañia

0

La oficina del fiscal de Braunschweig (Alemania) inició una investigación por fraude contra el ex consejero delegado del consorcio Volkswagen Martin Winterkorn, con motivo del caso de la manipulación de las emisiones de los motores diésel de algunos de los vehículos de la compañía.

Según informó la oficina del fiscal de Braunschweig, la investigación sobre Winterkorn se centrará en las “acusaciones de fraude en la venta de coches con datos de emisiones manipuladas”. La decisión de la fiscalía se produce después de que Winterkorn presentara su dimisión como consejero delegado de la corporación por el caso de las emisiones de los motores diésel. Volkswagen nombró “con efecto inmediato” a Matthias Müller como sucesor el pasado viernes.

Por otro lado, el grupo con sede en Wolfsburg suspendió a los responsables de Investigación y Desarrollo de sus marcas Volkswagen Turismos, Audi y Porsche, según informaron fuentes cercanas a la compañía. La decisión de suspender a los responsables de I+D de dichas firmas está en línea con el anuncio realizado por la compañía en relación con que inhabilitaría a varios empleados con motivo del caso del software que manipulaba las emisiones de motores diésel.

Además, ayer la firma automovilística checa Skoda anunció que un total de 1,2 millones de unidades de sus modelos incorporan el software que manipula las emisiones de los motores diésel cuando están siendo objeto de pruebas. Este anuncio de Skoda se produce después de que Audi anunciara este lunes que 2,1 millones de unidades de su marca están afectadas por este mismo problema, mientras que Volkswagen Turismos reconoció un total de 5 millones de unidades.

Sin embargo, faltan marcas, entre las que se encuentra la española Seat, por dar a conocer las cifras de vehículos que montan los motores que incorporan el software que manipula los datos de emisiones, ya que se estima que existe afectados alrededor de 11 millones de vehículos del grupo Volkswagen.

El fabricante de componentes para automóviles Bosch y trabajadores de Volkswagen avisaron hace años del uso del software diseñado para manipular las emisiones de los motores diésel de la compañía, que puso en marcha una investigación interna y reestructuró su cúpula directiva a raíz del escándalo.

Fuentes del consejo de vigilancia de Volkswagen explicaron al diario germano ‘Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung’ que el consejo recibió un informe interno el pasado viernes que aseguraba que en 2011 hubo técnicos que avisaron de dichas prácticas. Por otro lado, el periódico ‘Bild am Sonntag’ afirma que el proveedor Bosch envió una carta en 2007 que también alertaba de las posibles connotaciones ilegales del uso de este software para reducir las emisiones.