Abascal promete anular la autonomía de Cataluña y disolver a los Mossos

El líder de Vox llama desde Barcelona a defender España “hasta las últimas consecuencias”

95

El presidente de Vox, Santiago Abascal, prometió ayer suspender la autonomía de Cataluña y “disolver a los Mossos, rescatando a los fieles” a España para integrarlos en la Policía Nacional.

Durante un acto en la avenida Maria Cristina de Barcelona con miles de personas (5.000 según la Guardia Urbana, 15.000 según Vox), Abascal llamó a defender a España “hasta las últimas consecuencias” y también su unidad, que calificó de lo más sagrado.

Para él, “a un catalán no puede pasarle nada peor que dejar de ser español”, y Cataluña no es una nación, sino algo que ha considerado mucho mejor: una región de España, mientras que tachó de taifas las autonomías.

“Ha llegado el tiempo en el que los enemigos de España estarán, más pronto que tarde, fuera de las instituciones democráticas”, aseguró el líder de Vox.

Además, ayer volvió a aludir a la ‘derechita cobarde’ en referencia al resto de partidos de la derecha española, para defender que debe ser sustituida: según él, esa derecha hizo a los españoles “votar con miedo”.

“El único cordón sanitario que hay que levantar es a los partidos separatistas, que hay que ilegalizar de una vez por todas”, añadió igualmente Abascal.

También sostuvo que España es un país tanto de partida como de acogida, donde los inmigrantes son bienvenidos siempre que respeten las leyes, y que en Europa solo es democrática la UE de las naciones, pero no la burocratizada y “ahora islamizada”.

Abascal reprochó a Ada Colau que les haya “arrojado a la calle” tras negarles realizar el acto Palau Sant Jordi, donde tenía que celebrarse el acto, y aseguró que solo Vox combate la “dictadura progre y separatista” que oprime a la gente desde hace 40 años.

“Días de infamia”

Y, entre gritos de ‘Presidente’, tuvo unas palabras de apoyo para el matrimonio de Terrassa (Barcelona) que ha sido víctimas de una agresión por ser simpatizantes de Vox ayer mismo, según explicó.

El candidato a las elecciones generales por Barcelona, Ignacio Garriga, prometió que pondrán fin “a los días de la infamia” y no permitirán que se señale a los niños no independentistas —como ocurría con los nazis, dijo—.

“Algunos dicen que somos fachas, de extrema derecha, la extremísima derecha —manifestó Garriga—. Pero si ese es el precio por defender a España, que así sea”, y concluyó su discurso con un muy aplaudido ‘Que Dios os bendiga’.

Además habló el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, que fue presentado como un exboina verde y alguien que, ya antes de Vox, “luchaba contra Òmnium Cultural”.

El también abogado de la acción popular en el juicio del 1-O empezó su intervención con un “Puigdemont a prisión, pero Quim Torra, también”, y auguró que los líderes independentistas irán pronto a la cárcel por muchos años.

“La reconquista ha empezado”, proclamó, y agradeció al público que haya resistido el adoctrinamiento de los niños en las escuelas y las miradas de odio de los lazos amarillos, dijo.

Los asistentes hicieron ondear banderas españolas y del partido y corearon ‘Luego diréis que somos cinco o seis’, ‘Viva el Rey’, ‘Puigdemont a prisión’ o ‘No nos engañan, Cataluña es España’ y el acto terminó con el himno nacional y ‘Amigos para siempre’.