Reunión ejecutiva federal del PSOE
El presidente del gobierno Pedro Sánchez (2d), la presidenta del partido Cristina Narbona (2i), la portavoz del PSOE en el Congreso Adriana Lastra (d), y el ministro de Fomento José Luis Ábalos (i), durante la reunión de la ejecutiva federal del PSOE. / EFE
Publicidad

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, rectificó sus palabras del lunes y sostiene ahora que la dirección federal del partido no pedirá la dimisión de Susana Díaz ni siquiera si fracasa en su intento de mantener el Gobierno en Andalucía.

En rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz, donde se reunió la Ejecutiva Federal para analizar los resultados del 2-D, sostuvo que cuando el lunes habló de la necesidad de “regeneración” en el PSOE de Andalucía no le estaba enseñando ninguna puerta de salida a Díaz.

El lunes, y desde la misma sala de prensa, Ábalos habló en repetidas ocasiones de la necesaria “regeneración” del partido en Andalucía y admitió que una eventual dimisión de la presidenta y líder del PSOE-A “forma parte de su responsabilidad”.

“Nuestro papel está siempre subordinado al éxito de nuestro proyecto político y siempre estamos a disposición de la organización que, con generosidad, siempre nos ha otorgado la confianza. Creo que los compañeros de Andalucía son suficientemente responsables e inteligentes para llevar adelante su proceso y aportar lo mejor de sí mismos”, señaló, en unas palabras interpretadas como una invitación a Díaz a dar un paso atrás y dejar paso a la renovación del partido en Andalucía.

Tras la negativa de Díaz a irse tras haber ganado las elecciones, Ábalos sostuvo ayer que “en ningún momento” él deslizó la posibilidad de que la dirección federal le fuera a pedir la dimisión a Díaz, y mucho menos que se plantee tomar el control de la organización en Andalucía a través de una gestora. “Ni es conveniente, ni necesario ni justificado, no es el estilo del 39 Congreso” del PSOE que eligió a la actual dirección del partido tras las primarias que Sánchez ganó a Díaz.

Fuerza y unidad

En realidad, dentro de la propia Ejecutiva de Sánchez hay miembros que no creen que se deba exigir a Díaz su dimisión cuando ha sido la candidata más votada el 2-D. La representante del PSC, Núria Marín, lo verbalizó a la entrada de la reunión. “El partido tiene que estar fuerte y unido. Más que hablar de dimisiones tenemos que hablar de tirar del proyecto del partido hacia adelante porque España nos necesita”, señaló.