81 etarras han salido de prisión en 2014, un 15% del Colectivo de Presos de ETA

El EPPK cuenta en la actualidad con cerca de 200 presos menos que cuando la banda terrorista decretó el cese definitivo de la violencia hace tres años, en octubre de 2011

7

Un total de 81 etarras ha salido de prisión a lo largo del año 2014, una cifra que supone más del 15 por ciento de los 515 internos terroristas con los que empezó enero el Colectivo de Presos de ETA (EPPK en sus siglas en euskera) repartidos en cárceles de España, Francia, Portugal y Reino Unido. Este colectivo cuenta en la actualidad con cerca de 200 presos menos que cuando decretó el cese definitivo de la violencia hace tres años.

A lo largo del 2014 el goteo de excarcelaciones ha sido irregular. Este diciembre han salido seis etarras de prisión entre ellos algunos históricos como ‘Santi Potros’ o Josefa Ernaga, condenada por la matanza de Hipercor. También Ibai Peña, Julen Mujika, Javier Agirre y Alberto Plazaola.

En el mes de noviembre abandonaron la cárcel cuatro presos: Eneko Aizpiru, José María Olarra, Mikel Korta y Bigarren Ibarra. En Octubre tan sólo salieron dos: José García Mijangos e Ismael Arrieta. En septiembre también salieron otros dos: Ventura Tomé y Andoni Beroiz.

En agosto fueron tres: Iker Beristain, Aimar Hidalgo y Ane Miren Alberdi. En julio salieron cinco presos: Jokin Aranalde, Iosune Elorza, Imanol Iparraguirre, Anitz Eskisabel y Anuntzi Alonso. En junio fueron seis: Galder Cornago, Axun Gorrotxategi, Aitziber Sagarminaga, Diego Octavio, Oroitz Salegi y Juanjo Tobalina.

En mayo la tanda de excarcelados ascendió a nueve: Harriet Aguirre, Eider Uruburu, Jorge Olaiz, Eneko Zarrabeitia, Txomin Lesende, Gaizka Gañan, Julen Fernández, Jokin Zerain y Juan Maria Olano, el que fuera dirigente de Gestoras Pro Amnistía y Askatasuna.

Un total de 44 terroristas quedó en libertad en España y Francia sólo durante los primeros cuatro meses del año. En abril fueron ocho: Jon Lizarribar, Ruben Gelbentzu, Germán Rubenach (condenado a más de 200 años de cárcel), Iker Esparza, Urtzi Paul y Alberto Marín, Josu Amantes y Kepa Urra, condenado por asesinar al policía nacional José Anseán en 1992.

Marzo fue el mes con más excarcelaciones con 14: Andoni Sarasola Yarzábal, Oihiana San Vicente, Gorka Azpitarte, Goizane Pinedo, Unai Ruiz, Irati Mujika, Idoia Iragorri, Josu Beamunt, Iñaki Iozaga, Asier Birumbrales, Xabin Juaristi, Ibon Elorrieta, Endika Abad e Iñigo Otazua.

En febrero salieron 13 presos etarras: Juan Carlos Estévez Paz (detenido en Francia por el intento de magnicidio contra el Rey), Julen Eizagirre Uranga, Maite Juarros, Patxi Gundín Maguregui, Garikoitz Pascual, Iñako Lizundia, Ainhoa Irastorza, Iker Zubia, Aratz Estonba y Jon Beaskoa, Gorka Zulaika, Julen Larrinaga y Olatz Egiguren Enbeitia.

Por último, en enero salieron nueve presos: Asier Larrinaga, Gabriel Urizar Murgoitio (condenado por asesinar al niño de 13 años José María Piris y a un mecánico en Guipúzcoa), Jon Iurrebaso, Xabier Balantzategi, Patxi Segurola, Eneko Ostolaza, Zaloa Zenarruzabeitia, Estebe Gandiaga y Carlos Sáez de Eguilaz.

A su salida, la gran mayoría no se encuentran con medios de comunicación o la presencia de sus víctimas como sí sucedió en los casos más controvertidos de los liberados por la derogación de la ‘doctrina Parot’ y según informan a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, muchos de ellos disfrutan también de su esperado ‘Ongi Etorri’ (acto de bienvenida) en su pueblo.