Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, ayer durante la concentración en Huelva para no derogar la prisión permanente.
Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, ayer durante la concentración en Huelva para no derogar la prisión permanente. / EFE
Publicidad

Unas 6.000 personas apoyaron con su presencia, ayer domingo en una concentración convocada en Huelva capital, a las familias de víctimas por muerte violenta, que apelaron a la conciencia de los políticos para que mantengan la prisión permanente revisable.
En la concentración se encontraban el padre de Mari Luz Cortés, el padre de Diana Quer, los padres de Marta del Castillo, la madre de Ruth y José y familiares de María y su padre Miguel Ángel, asesinados en el doble crimen de Almonte.

En un acto cargado de emotividad, en el que se guardó un minuto de silencio por el pequeño Gabriel, y en el que sonó la canción preferida de éste, ‘Girasoles’, de Rozalén, Juan José Cortés agradeció el apoyo a “todos los onubenses y españoles” que con su presencia se muestran a favor de la prisión permanente revisable, a lo que añadió Ruth Ortiz que “las familias nunca van a olvidar este apoyo”.

El padre Diana Quer lamentó que “nadie les va a devolver a sus hijos”, y que su objetivo es que sus muertes “no queden en una página de sucesos, sino que marquen un antes y un después para crear una sociedad más justa”.

En este punto, manifestó que “no niegan el derecho de reinserción de estos asesinos, sino proteger a todos nuestros hijos”. A su vez, remarcó que ya llevan conseguidas tres millones de firmas para mantener esta figura judicial, y ha dejado claro que se trata de “un movimiento apolítico”.

Ante un fuerte aplauso y gritos de “no estáis solos” por parte de los asistentes, desde el templete de la plaza de las Monjas, los padres, madres y abuelos de niños y jóvenes fallecidos, coincidieron en realizar un llamamiento a la clase política que votó a favor de la derogación de esta figura.

En declaraciones a los periodistas tras el acto, Juan José Cortés ha agradecido a toda Huelva y España el “compromiso” que tienen con ellos, “con todos los padres y familiares y con la prisión permanente revisable”.

Al respecto, remarcó que no van “a parar ni a callar hasta que ésta se quede para siempre, no queremos a los asesinos que no se pueden reinsertar en la calle, los queremos en la cárcel”, a la par que dejó claro que no actúan “en acto de venganza en modo alguno”. “Lo único que queremos es la seguridad y la protección de nuestros hijos”.

Previamente, recordó los momentos vividos durante la desaparición de Mari Luz Cortés, y aseguró que en aquellos momentos encontró “a una Huelva solidaria que se echó a la calle a buscarla y fue un ejemplo para España, porque fueron los primeros en salir y en pedir justicia, al igual que ahora”, a lo que añadió que “aquella pesadilla” por su hija “la ha transformado en un sueño por la no violencia, por la paz y por la concordia”.

Solidaridad

Juan Carlos Quer, quien previamente leyó un manifiesto en defensa de esa figura judicial, subrayó el apoyo de esas miles de personas en Huelva que han puesto en valor “la sociedad tan solidaria que tenemos, que representan a ocho de cada diez españoles, que piden que sí o sí se mantenga la prisión permanente revisable, que nos proteja de tanto violador y de tanto depredador y evitemos con ello poner nuevos cadáveres encima de la mesa”.

Quer destacó a su vez “la enorme categoría humana” de Juan José Cortés y Antonio del Castillo, que “llevan diez años de lucha, algo que pone de manifiesto que ya no trabajan para ellos, sino que intentan proteger a nuestros hijos, a nuestros jóvenes de este tipo de depredadores”, y ha añadido que “junto con la sociedad española haremos llegar nuestro clamor a la clase política para que sí o sí reaccione de una vez”.

Del Castillo, que en su intervención agradeció la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), recordó lo vivido el pasado jueves en el Congreso de los Diputados, cuando siguió su curso la iniciativa para la derogación de la prisión permanente revisable, y se ha referido al portavoz de Justicia del PSOE, Juan Carlos Campo, que es juez: “Más vale que se quede en la política, porque no queremos a un juez que anteponga a los malos a las familias y a las víctimas”.