Xi Jiping apuesta por las reformas “según los términos de Pekín”

El presidente afirma que las reformas deben estar en línea con el objetivo de mejorar el sistema socialista con características chinas y defiende que “la apertura trae progreso”

17
El presidente chino durante el 40 aniversario de la campaña de “reforma y apertura” iniciada por Deng Xiaoping.
El presidente chino durante el 40 aniversario de la campaña de “reforma y apertura” iniciada por Deng Xiaoping. / efe
Publicidad

El presidente chino, Xi Jinping, llamó ayer a la puesta en práctica de reformas según los términos de Pekín, subrayando que nadie puede mangonear pero sin ofrecer nuevas medidas en su discurso con motivo del 40 aniversario de la liberalización del mercado.

En una declaración que duró casi una hora y media, Xi pidió apoyar la economía estatal y el desarrollo del sector privado y dijo que China expandirá sus esfuerzos de apertura y para garantizar la puesta en marcha de grandes reformas.

Xi habló en medio de una creciente presión para que acelere las reformas y mejore el acceso al mercado para las compañías extranjeras ante los efectos que la guerra comercial con Estados Unidos está teniendo en la economía. Pero dijo que China tiene que tomar sus propias decisiones.

“No hay ningún manual que pueda ofrecer una regla de oro y no hay instructor que pueda mangonear al pueblo chino”, defendió Xi en el Gran Salón del Pueblo de Pekín.

El presidente pronunció su discurso con motivo del 40 aniversario del inicio de la campaña del difunto líder Deng Xiaoping de “reforma y apertura”, lo que llevó a un gigantesco crecimiento industrial que convirtió la economía china en la segunda mayor del mundo.

“Debemos reforzar, de forma inquebrantable, el desarrollo de la economía del Estado al tiempo que, inquebrantablemente, animamos, apoyamos y guiamos el desarrollo de la economía no estatal”, sostuvo.

Xi reiteró el liderazgo del gobernante Partido Comunista en todos los aspectos de la sociedad y dijo que las reformas deberían estar en línea con el objetivo global de mejorar el sistema socialista con características chinas. “La apertura trae progreso mientras que el cierre lleva hacia atrás”, defendió Xi. “Cada paso de reforma y apertura no es fácil. En el futuro, nos enfrentaremos inevitablemente a todo tipo de riesgos y retos e incluso tormentas tempestuosas inimaginables”, añadió, subrayando el papel del Partido Comunista.

Por otra parte, enumeró los logros del desarrollo del país desde que abandonó la economía planificada, cuando los bienes básicos eran racionados e incluso escasos. “Cupones de cereales, cupones de ropa, cupones de carne, cupones de pescado, cupones de aceite, cupones de tofu, libretas de comida, cupones de productos y otros documentos de los que la gente antes no podía pasar ahora han quedado consignados al museo de la historia”, resaltó.