Washington desata la ira de Kabul al matar a 100 civiles en un ataque

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ordena que se investigue un bombardeo de las fuerzas aliadas con 100 víctimas en la región de Farah horas antes de reunirse con Obama

0

Un inoportuno y fallido ataque aliado en Afganistán en el que perdieron la vida un centenar de civiles complicó ayer el primer encuentro entre el presidente del país, Hamid Karzai, y su homólogo estadounidense, Barack Obama.

Karzai ordenó que se investigue un bombardeo de la aviación de EEUU en la provincia occidental de Farah que, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), provocó la muerte de «docenas» de civiles. Diversas fuentes locales elevaron a 100 la cifra de fallecidos en el asalto sobre el que Karzai conversó con su colega norteamericano.

Un equipo del CICR enviado ayer a la zona desde la vecina Herat dijo haber visto los cadáveres de «docenas» de civiles, entre ellos mujeres y niños, según explicó la portavoz de la organización en Kabul, Jessica Barry, que aseveró que no podía ofrecer una cifra exacta de víctimas, pero añadió que al menos un trabajador de la Media Luna Roja afgana resultó muerto junto a los 13 miembros de su familia, cuya vivienda fue bombardeada.

Un equipo de responsables militares afganos y estadounidenses partió ayer para Farah para investigar lo sucedido, según un comunicado del presidente Karzai, que calificó las muertes de civiles de «inaceptables».

Los insurgentes talibán habían sitiado días antes el distrito de Bala Bulok, en Farah, donde atacaron varias poblaciones y mataron a tres personas tras acusarlas de espiar para el Gobierno afgano y las fuerzas internacionales destacadas en el país.

La fuerza conjunta atacó a los insurgentes, ocultos en viviendas, algunas de las cuales quedaron completamente destruidas por los bombardeos.

El mando militar de EEUU asumió su participación en el ataque y anunció la apertura de una investigación. Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, expresó su «profundo pesar» por lo acontecido.

En unas declaraciones durante una reunión conjunta con Hamid Karzai, y el presidente de Pakistán, Asif Zardari, en Washington antes de que ambos se encontraran con Obama, Clinton aseguró que «cualquier pérdida de vidas inocentes es particularmente dolorosa».

EEUU encabeza una coalición militar que lleva a cabo la misión antiterrorista Libertad Duradera en Afganistán y opera al margen de la OTAN. Un total de 2.118 civiles murieron en 2008 en el conflicto.