La primera ministra británica, Theresa May, pronuncia un discurso ante los medios de comunicación.
La primera ministra británica, Theresa May, pronuncia un discurso ante los medios de comunicación. / Efe
Publicidad

Un grupo de unos 50 diputados conservadores contrarios al plan de la primera ministra, Theresa May, para el brexit se reunieron para discutir cómo y cuándo podrían forzar la salida de esta, según informó ayer la BBC. Según contó uno de los asistentes a la reunión del martes por la noche, el grupo evaluó “posibles escenarios durante el otoño” dependiendo del acuerdo que la primera ministra alcance o no con la UE.

Durante el encuentro, según la BBC, fueron varias las voces que sostuvieron que May “tiene que irse”, “es un desastre” y “esto no puede seguir así”. Una de las fuentes consultadas ha indicado que “la gente siente que el liderazgo está desfasado”, si bien también hubo quien dijo que un cambio de líder “es una idea estúpida ahora”. Algunos de los participantes en la reunión del conocido como Grupo de Investigación Europea celebrada en Westminster, sede del Parlamento británico, indicaron que ya han remitido cartas en las que expresan su falta de confianza en May.

Votación

Para activar una votación sobre el liderazgo del partido es necesario o bien que el actual líder, en este caso May, dimita o que el 15 por ciento de los diputados ‘tories’ (48 de ellos en estos momentos) escriban al presidente del llamado Comité 1922 reclamando una votación de confianza. No obstante, no parece que por ahora se vaya a emplear este recurso, según la BBC.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, responderá a cualquier intento por apartarla de su actual cargo, según un portavoz que descartó cambio alguno pese a las presiones de un grupo al que se habrían sumado ya medio centenar de diputados del Partido Conservador.
En público, por ahora, las voces críticas optan por no pedir la dimisión de May. “La política necesita un cambio, pero apoyo a la persona”, dijo Jacob Rees-Mogg, líder del grupo disidente.

“Theresa May tiene enormes virtudes, es una primera ministra muy diligente y tiene mi apoyo. Lo único que quiero es cambiar un aspecto de su política”, argumentó el diputado ante los medios de comunicación.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir