Una quiebra griega «desordenada» obligaría a España a pedir el rescate

Atenas amenaza con no pagar a los inversores que se nieguen a participar en el caje de bonos que tiene en marcha para condonar 107.000 millones de euros de su deuda.

0

Se encienden las alarmas. Una posible quiebra desordenada de Grecia llevaría probablemente a España e Italia a solicitar ayuda exterior para frenar los riesgos de contagio y causaría daños por importe de más de un billón de euros al conjunto de la zona euro, según el Instituto de Finanzas Internacionales.

«Existen algunas ramificaciones muy importantes y dañinas a raíz de una quiebra desordenada de Atenas », apunta el lobby bancario en un documento de ámbito interno fechado el pasado 18 de febrero, donde advierte de que «aunque es complicado expresar con precisión estas obligaciones, es difícil imaginar cómo no superarían el billón de euros».

Por su parte, Atenas amenazó ayer con el impago total a los inversores que no participen en la operación de canje de bonos que se ha puesto en marcha para condonar 107.000 millones de euros de su deuda en manos privadas. El plazo para aceptar el trato vence mañana, a las 20.00 horas.

«El programa económico de Grecia no contempla la disponibilidad de fondos para realizar pagos a los acreedores del sector privado que declinen participar» en el canje de bonos, avisó el Tesoro heleno en un comunicado.

El Ejecutivo resaltó que, si la participación del sector privado no concluye con éxito, «el público no financiará el programa económica del país, y Grecia deberá reestructurar su deuda (incluyendo los bonos garantizados gobernados por la legislación griega) en términos diferentes» que supondrán pérdidas todavía mayores para los inversionistas.

La advertencia fue dirigida especialmente a los propietarios de títulos emitidos bajo legislación extranjera. En los que se rigen por la normativa helena, Atenas ya ha incorporado de forma retroactiva cláusulas de acción colectiva que le permitirán obligar a todos los inversores a aceptar el canje si hay una mayoría suficiente de contribución voluntaria.

Grecia confirmó en el comunicado del Tesoro que tiene intención de activar estas cláusulas de acción colectiva. El riesgo, que si finalmente lo hace, la operación ya no será voluntaria y se desencadenarán los seguros de impago de la deuda , lo que la UE ha intentado evitar hasta ahora.

Por otra parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, instó al Gobierno español a definir su estrategia presupuestaria a medio plazo y a presentar los presupuestos para 2012 a la Comisión Europea lo más pronto posible, al mismo tiempo que le reclamó que siga adelante con las reformas estructurales de las finanzas regionales.

«Necesitamos toda la información del Gobierno español sobre los planes fiscales para este año y el próximo y solo una vez que tengas toda esta información completa podremos hacer una evaluación sobre si el país está adoptando acciones eficaces», aseguró.

Rajoy desafió la semana pasada a Bruselas estableciendo un objetivo de déficit para 2012 del 5,8%, frente al 4,4% previsto antes.