Una escisión talibán asegura que el mulá Omar murió envenenado

El grupo Fidai Mahaz fue uno de los primeros en confirmar el fallecimiento

0

Fidai Mahaz, un grupo escindido de los talibanes, aseguró que el líder del grupo insurgente, el mulá Omar, no murió por una enfermedad sino que habría caído víctima de un envenenamiento, según informó la agencia de noticias local Jaama. Este grupo escindido de los talibanes fue de los primeros en confirmar la muerte del mulá Omar y ahora aseguró que su fallecimiento fue consecuencia de una conspiración para colocar como líder talibán al mulá Ajtar Mansur en este caso.

En un comunicado, el grupo dijo que el mulá Omar murió envenenado justo después de que decidiera abrir una oficina de enlace en Qatar, una decisión que le distanció del mulá Ajtar Mansur, que entonces era uno de sus lugartenientes. Fidaiz Mahaz aseguró que el mulá Ajtar Mansur cambió la medicina de Omar por un veneno importado de Dubái para acabar con su vida paulatinamente. El líder talibán, según esta versión, murió tres días después de ingerir el medicamento envenenado.

El portavoz de esta escisión talibán, Qari Hamza, dijo asimismo que el mulá Omar murió hace dos años en julio y afirmó que habría pruebas que sustentarían la acusación de que fue víctima de un envenenamiento por parte de Mansur y de Gull Agha.

La cadena de televisión paquistaní aclaró, por su parte, de que el mulá Abul Manan, hermano del fallecido Omar, se opondría a que el mulá Ajtar Mansur sea el nuevo líder supremo de los talibanes y habría emplazado a sus compañeros de movimiento a mostrar su rechazo al nuevo jefe del denominado Emirato Islámico.

La familia del fallecido líder de los talibanes afganos, el Mulá Mohamed Omar, eludió dar su apoyo a su sucesor al frente del grupo, Ajtar Mohamad Mansur para no acentuar las diferencias dentro de la organización. En su lugar, el hermano menor de Omar, Abdul Manan, pidió a través de un mensaje de audio —verificado por cuatro fuentes distintas dentro de los talibanes— que la ratificación de Mansur venga dada por los veteranos y los eruditos dentro del movimiento.

“El mulá Omar reiteró, a lo largo de su vida, la necesidad de que los muyaidines permanezcan unidos”, hizo saber Abdul Manan, quien en realidad sería uno de los mayores críticos de Mansur junto al hijo de Omar, Yaqub, quien formaba parte de la decena de altos cargos talibán que este pasado miércoles abandonaron indignados una reunión de la cúpula del grupo en este caso.

La muerte del líder de los talibanes en Afganistán abre así una red de enfrentamientos entre os grupos interesados en el grupo insurgente de Afganistán en este determinado sentido.