Varios policías inspeccionan la estación de metro en Manchester donde se produjo el ataque.
Varios policías inspeccionan la estación de metro en Manchester donde se produjo el ataque. / Efe
Publicidad

La Policía británica confirmó ayer que están tratando como una investigación terrorista el ataque en el que un hombre armado con un cuchillo hirió a tres personas el lunes por la noche en la estación de tren Victoria de Manchester y están registrando un domicilio en la zona de Cheetham Hill de la ciudad. “Estamos tratando esto como una investigación terrorista”, explicó el comisario jefe de la Policía de Gran Manchester, Ian Hopkins. La Policía antiterrorista había asumido la investigación del suceso pero desde el cuerpo en la ciudad inglesa se había indicado que por el momento se mantenían abiertas todas las opciones en cuanto al móvil del ataque.

Hopkins dijo comprender los temores de la población tras lo sucedido y elogió la “valentía” con la que reaccionaron los agentes de la Policía de Transporte. Según precisó, los investigadores han trabajado toda la noche tratando de determinar la identidad del sospechoso y se está registrando una vivienda que habría sido su último domicilio conocido.

“Nuestro trabajo continuará hasta que conozcamos todos los hechos y por qué se produjeron”, prometió el comisario, que pidió a quienes tomaran imágenes del suceso se las hagan llegar a la Policía así como cualquier documento que pueda ayudar en la investigación.

Un testigo, un productor de la BBC que estaba en la estación, contó que el hombre estaba armado con un gran cuchillo de cocina y dijo que actuaba por los “bombardeos en otros países”. El sospechoso fue detenido “en unos minutos”, según la Policía, y está siendo interrogado bajo custodia.

Los heridos, una mujer y un hombre de unos 50 años, se encuentran en estado grave pero su vida no corre peligro, según la Policía. Un agente de unos 30 años también recibió una puñalada en el hombro pero ya fue dado de alta a primera hora de la mañana de ayer.