Un ataque supremacista a dos mezquitas deja 49 muertos

En el ataque perpetrado en la localidad neozelandesa de Cristchurch se salda también con 41 heridos • Hay cuatro detenidos, entre ellos el autor, de nacionalidad australiana

35
Agentes de policía hacen retroceder a varias personas de la escena del tiroteo en Cristchurch, Nueva Zelanda, que se ha saldado con 49 muertos.
Agentes de policía hacen retroceder a varias personas de la escena del tiroteo en Cristchurch, Nueva Zelanda, que se ha saldado con 49 muertos. / efe
Publicidad

Nueva Zelanda está de luto después de que al menos 49 personas hayan muerto y 41 hayan resultado heridas en un ataque armado este viernes contra dos mezquitas en la localidad de Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, según informó el jefe de la Policía neozelandesa, Mike Bush.

El jefe de la Policía neozelandesa dijo en una comparecencia ante los medios de comunicación que han muerto 41 personas en la mezquita de la avenida Deans y otras siete en la mezquita de Linwood, además de una persona que falleció poco después en un hospital por la gravedad de las heridas sufridas.

La primera ministra del país, Jacinda Ardern, describió lo sucedido como uno de los “días más oscuros” vividos en Nueva Zelanda y resaltó que la situación vivida este viernes “no tiene precedentes” en su historia reciente y dejó claro que se trata de un ataque terrorista.

“Está claro que esto solo puede describirse como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece estar bien planeado”, señaló la primera ministra neozelandesa, según informa el diario ‘New Zealand Herald’.

La Policía de Nueva Zelanda informó que ha detenido al menos a cuatro personas, tres hombres y una mujer, tras los ataques, según informó el jefe de la Policía de Nueva Zelanda, Mike Bush.

“Tenemos a cuatro personas bajo custodia. No podemos asumir que no haya otros que hayan huido”, señaló Bush. “Hasta el momento no hemos identificado a las víctimas”, aseveró, detallando que por ahora no puede ofrecer una cifra exacta de los fallecidos.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, señaló que no puede aún confirmar el número de víctimas mortales, pero subrayó que “será uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda”. Además, calificó el tiroteo como “un acto extraordinario de violencia sin precedentes”.

Ardern aseguró que “la persona que ha cometido este acto violento no tiene lugar aquí” y pidió a los ciudadanos que obedezcan a las órdenes de las autoridades.

“Hay personas que yo las describiría como de visiones extremistas que no tienen absolutamente ningún lugar en Nueva Zelanda y que, de hecho, no tienen lugar en el mundo”, dijo Ardern. “Aunque no tenemos ninguna razón para creer en esta fase que hay otros sospechosos, no lo estamos dando por supuesto en este momento”, apostilló.

australiano

El supuesto atacante, un hombre identificado como Brenton Tarrant, de 28 años y nacido en Australia, había publicado previamente en una página web un manifiesto en el que se describía a sí mismo y explicaba los motivos racistas y xenófobos del ataque.

“Solo soy un hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido tomar una postura para asegurar el futuro de su gente”, afirma Tarrant en el manifiesto.

El joven identificado como Tarrant retransmitió en directo 17 minutos del ataque desde que llegó en coche a la mezquita de Al Noor. En el vídeo se puede observar que contiene un gran arsenal de armas en el interior del vehículo y bidones de gasolina. Una vez dentro de la mezquita comenzó a disparar de manera indiscriminada.

En las imágenes retransmitidas en directo por el atacante se observa cómo sale de la mezquita por la puerta principal y se dirige a la calle disparando a varias personas al azar hasta llegar a su vehículo.