Ciudadanos asisten a votar en las elecciones de gobernador de la provincia de Santa Fe en medio de un apagón, este domingo en Rosario.
Publicidad

Argentina amaneció ayer con un apagón masivo que afectó a la mayor parte del país y a zonas de Uruguay y el sur de Paraguay, y que dificultó algunos de los más importantes servicios, como el suministro de agua, en un día de fuertes lluvias en el que se celebran elecciones en cuatro de las provincias.

A las 07.07, hora local, (10.00 GMT) “se produjo el colapso del Sistema Argentino de Interconexión (SADI) que produjo un corte masivo de energía eléctrica en todo el país y que afectó también al Uruguay”, expresó la Secretaría de Energía argentina.

Si bien se especificó que se trató de un “colapso” del Sistema Argentino de Interconexión (SADI) lo que produjo el “corte masivo de energía eléctrica” en todo Argentina, y que afectó también a Uruguay y a parte de Paraguay, se desconocen las causas exactas que desencadenaron el hecho.

No fue hasta cuatro horas después que las empresas distribuidoras del servicio eléctrico informaron que el suministro comenzaba a normalizarse “lentamente” en el país, de 40 millones de habitantes.

A las 13.00 hora local (16.00 GMT), en Buenos Aires y su populoso cinturón urbano, de más de 10 millones de habitantes y donde desde el sábado de madrugada llueve sin parar, varias zonas como Puerto Madero, Constitución y el centro empezaron a recuperar la electricidad, aunque otras como Caballito o Villa Crespo seguían a oscuras.

Elecciones

El corte afectó principalmente a la capital y al resto de provincias del país, entre ellas, las que se celebran elecciones locales como Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra de Fuego.

Solo en esta última no hubo problemas, porque no depende del Sistema Argentino de Interconexión, donde ocurrió el fallo.

En muchos colegios electorales se demoró ayer el comienzo de la votación debido a las dificultades de la falta de luz, principalmente cuando aún no había amanecido.

Además, el apagón dejó además a miles de personas sin agua de red, y Aysa, la empresa pública que suministra el servicio en Buenos Aires y su cinturón urbano, alertó de que sus sistemas de bombas están sin energía y pidió a sus clientes que “hagan un uso racional del suministro”.

Asimismo, los servicios de transporte urbanos de trenes y metro quedaron interrumpidos en Buenos Aires por la falta de señalización después de iniciarse el fallo, sobre las 07.00 hora local (10.00 GMT).

Mientras, los aeropuertos bonaerenses de Aeroparque y Ezeiza, los más importantes de Argentina país, funcionaban sin grandes problemas con generadores propios.

La vuelta a la normalidad va a llevar “varias horas”, explicó Alejandra Martínez, portavoz de la compañía suministradora Edesur, quien remarcó las dificultades de poner en funcionamiento la generación y transmisión para que la luz llegue a los hogares.

En un principio se informó de que Brasil y Chile también se habían visto afectados, aunque posteriormente las autoridades de esos países lo desmintieron.

En Uruguay, la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE) confirmó que a “las 7.06 un desperfecto en la red argentina afectó el sistema interconectado dejando sin servicio todo el territorio nacional, al igual que varias provincias del vecino país”.