Ciudadanos pasean junto a un centro de cambio de divisas en Estambul (Turquía). / EFE
Ciudadanos pasean junto a un centro de cambio de divisas en Estambul (Turquía). / EFE
Publicidad

El Banco Central de Turquía se comprometió a proporcionar a los bancos del país “toda la liquidez que necesiten”, además de reducir la ratio de reservas obligatorias exigida a las entidades turcas como respuesta a las turbulencias que han hundido más de un 40% el valor de la lira turca y en apoyo del funcionamiento eficaz de los mercados, según anunció la entidad.

“El Banco Central vigilará de cerca la profundidad del mercado y la formación de precios y tomará todas las medidas necesarias para mantener la estabilidad financiera si lo considera necesario”, anunció la institución en un comunicado a los medios.

El instituto emisor otomano, anunció ayer una serie de medidas dirigidas a proporcionar liquidez en liras a las entidades del país, incluyendo el compromiso de celebrar más de una operación de refinanciación en los días de mayor necesidad de liquidez, con vencimientos que oscilarán entre seis y diez días.

Asimismo, el banco central anunció su disposición a llevar a cabo, aparte de las subastas semanales de liquidez, otras operaciones repo o subastas de depósitos con vencimientos de noventa y un días como máximo.

Por otro lado, la institución introducirá medidas para flexibilizar la gestión de colaterales ofrecidos por los bancos turcos en las operaciones de refinanciación. En cuanto a la gestión de liquidez en divisas, el Banco de Turquía permitirá a las entidades del país recibir préstamos en divisas con vencimientos a un mes además de los actuales fondos con vencimiento a una semana vista desde ese momento.

Además, el instituto emisor turco retomará su papel como intermediario en el mercado de depósitos en moneda extranjera, añadiendo que podría elevar el actual límite de 50.000 millones de dólares para los depósitos en divisas, abriendo la posibilidad de “mejorar sus condiciones de utilización si fuera necesario”.

Menos reservas

Por otro lado, el banco central turco anunció una rebaja en la ratio de reservas exigidas a los bancos del país, lo que permitirá liberar alrededor de 72.000 millones de liras turcas (9.176 millones de euros) al sistema financiero.

En concreto, el Banco de Turquía redujo en 250 puntos básicos las ratios de reservas obligatorias para todos los tramos de vencimiento, mientras que ha rebajado en 400 puntos básicos las ratio de reserva exigidos para los pasivos en divisas ‘no core’.
“Con esta revisión, aproximadamente 10.000 millones de liras turcas, 6.000 millones de dólares y 3.000 millones de dólares equivalentes en oro serán proporcionados al sistema financiero”, informó la institución.

Supuestas maniobras

La Fiscalía de Estambul abrió una investigación sobre lo que considera un ataque contra la economía turca, que se dirigirá específicamente contra los medios y los usuarios de redes sociales que difundan contenido que pueda perjudicar a las cuentas públicas, en el contexto de la “guerra económica” desatada con Estados Unidos.

“Se ha iniciado una investigación concerniente a la persona o personas implicadas en actos que amenacen la seguridad económica mediante publicaciones o en redes sociales”, dijo el Ministerio Público de Estambul.