Trump y Putin se reúnen en Helsinki
Donald Trump y Vladimir Putin se encontraron en Helsinki esta misma semana. / EFE
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió ayer en que su reunión con el mandatario ruso, Vladimir Putin, fue un éxito, a pesar de las “noticias falsas”, y ratificóo que buscará una segunda para empezar a implementar lo discutido en la primera.
“La cumbre con Rusia fue un gran éxito, excepto por el verdadero enemigo del pueblo, las noticias falsas”, escribió ayer en su cuenta oficial en la red social Twitter.

Trump culpó anteriormente a las “noticias falsas” de la tormenta política desatada en Estados Unidos por la rueda de prensa que dio junto a Putin, en la que dio mayor credibilidad al presidente ruso que al Departamento de Justicia y el FBI sobre la supuesta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016.

En esa comparecencia, Trump dijo que le había preguntado directamente a Putin sobre el tema y que éste le había contestado que Rusia no interfirió en ningún proceso interno de Estados Unidos, incluidos dichos comicios. No hay razón para no creerle, sostuvo al tiempo que cargo contra los servicios estadounidenses.

En los días siguientes fuematizando esas declaraciones hasta que el miércoles afirmó que hubo injerencia rusa en la campaña electoral de hace dos años y responsabilizó “personalmente” a Putin. El mandatario ruso atribuyó las nuevas palabras de Trump a “fuerzas” estadounidenses que tratan de boicotear la relación bilateral.

Ambos calificaron de exitosa la cumbre bilateral celebrada el pasado lunes en Helsinki porque han conseguido restaurar la “confianza” rota en estos años. Trump avanzó entonces que habría una segunda cumbre, algo por lo que Putin ha hecho votos este jueves: “Es importante que haya una reunión a gran escala que nos permita hablar directamente”.

“Espero nuestra segunda reunión para que podamos empezar a implementar algunas de las muchas cosas que discutimos, incluido el fin del terrorismo, la seguridad de Israel, la proliferación nuclear, los ciberataques, comercio, Ucrania, la paz en Oriente Próximo, Corea del Norte y más. Hay muchas respuestas, algunas fáciles y otras difíciles, a estos problemas pero todos ellos pueden resolverse”, tuiteó Trump.

Versión de Putin

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, acusío ayer a “fuerzas” de Estados Unidos de intentar boicotear el entendimiento que lograron durante la cumbre celebrada el pasado lunes en Helsinki.

La polémica surgió cuando Trump declaró que no había razón para no creer al presidente ruso y al mismo tiempo cargó contra el Departamento de Justicia y contra el FBI por lo que consideró un desastroso trabajo en las investigaciones sobre la supuesta trama rusa y los correos electrónico de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

Republicanos y demócratas censuraron a Trump por dar más credibilidad a Putin que a los servicios estadounidenses. En respuesta, el mandatario norteamericano matizó sus declaraciones en Twitter, si bien en las última horas dio un paso más e hizo a Putin “personalmente responsable” de una injerencia que ahora afirma sin dudas que ocurrió.
“Hay fuerzas en Estados Unidos que están preparadas para sacrificar las relaciones Rusia-Estados Unidos, a sacrificarlas por sus ambiciones”, aseguró.