El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atiende a los medios de comunicación en la Casa Blanca.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atiende a los medios de comunicación en la Casa Blanca. / eFE
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió de que está “totalmente dispuesto” a paralizar las actividades no esenciales del Gobierno federal si el Congreso no apoya su petición de 5.000 millones de dólares para construir un muro en la frontera con México, una de sus principales promesas de campaña. A nueve días de que expire el plazo para evitar un nuevo ‘cierre’ de Gobierno y sin soluciones a la vista, Trump lanzó un nuevo ultimátum para condicionar cualquier avance a la aprobación de fondos para el muro. Los 5.000 millones de dólares, según Trump, corresponderían solo a la cobertura física de la frontera, ya que “la cifra es mayor” si se tienen en cuenta otras labores de seguridad.

El presidente, que habló con el portal de noticias Politico, afirmó que no hace nada “solo por rédito político”, pero subrayó que el refuerzo de la fronteras es una “ganancia total” para sus defensores. “La gente ve la frontera, mira a la Policía corriendo, a las personas lanzando piedras”, afirmó Trump.

Tercer país seguro

Por otro lado, el ministro de Exteriores de México, Luis Videgaray, rechazó ayer la propuesta de Estados Unidos de que su vecino del sur sea considerado “tercer país seguro” para poder retener allí a los migrantes que intenten cruzar ilegalmente la frontera hacia el norte.

Así de tajante se mostró Videgaray en una entrevista concedida a Televisa interrogado sobre los contactos entre las autoridades mexicanas y la Administración de Donald Trump para resolver la crisis migratoria que se ha desatado en la frontera común con las caravanas centroamericanas.

La futura ministra de Interior, Olga Sánchez Cordero, que comenzará su andadura cuando el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador tome posesión del cargo, el próximo 1 de diciembre, reveló hace días que la Casa Blanca pretende “que México asuma la condición de ‘tercer país seguro’ para la atención de los migrantes centroamericanos”. Según el ‘Washington Post’, el Gobierno entrante había accedido a los planes de Estados Unidos para que los solicitantes de asilo aguarden en territorio mexicano hasta que obtengan una respuesta de las autoridades estadounidenses.

Sánchez Cordero aclaró que “el futuro Gobierno no lo considera en sus planes”. Para López Obrador y su equipo, “lo más importante en el tema de las caravanas de migrantes centroamericanos que han ingresado a nuestro territorio es la protección de sus Derechos Humanos”, afirmó. Por otro lado, Videgaray defendió la decisión del Gobierno mexicano de conceder la Orden Mexicana del Águila Azteca al asesor de la Casa Blanca y yerno de Trump, Jared Kushner, por su papel en las negociaciones para actualizar el tratado de libre comercio.