Trump confirma que ordenó un ataque contra Irán y que lo canceló

El presidente de EEUU señaló que ese tipo de respuesta no hubiera sido proporcionada

20
Restos del fuselaje de un dron estadounidense RQ-4A exhibido ayer por la Guardia Revolucionaria de Irán.
Publicidad

El presidente de EE.UU., Donald Trump, confirmó ayer que este jueves ordenó un ataque contra Irán en represalia por el derribo de un dron estadounidense por parte de Teherán, pero que después suspendió la orden para evitar víctimas.

“Nos dispusimos a tomar represalias anoche en tres lugares diferentes (de Irán y) cuando pregunté cuántos morirán: 150 personas, señor, fue la respuesta de un general. Diez minutos antes del ataque lo detuve”, dijo el gobernante en su cuenta de Twitter. Trump dijo que esa respuesta no hubiera sido “proporcionada al derribo de un avión no tripulado”.

“No tengo prisa, nuestras fuerzas militares están restauradas y listas para la acción, son de lejos las mejores fuerzas militares del mundo”, agregó el gobernante en su mensaje, lo que deja abierta la puerta a una acción en respuesta por el derribo del dron.

En su serie de mensajes, Trump confirmó así una información divulgada la pasada madrugada por el diario The New York Times sobre una operación militar contra posiciones de radares y baterías de misiles iraníes que Trump suspendió cuando los aviones estaban ya en el aire y los buques en posición.

Trump ya autorizó dos ataques similares en 2017 y 2018 contra objetivos militares del gobierno de Bachar al Asad en Siria.

“El presidente (Barack) Obama llegó a un arreglo desesperado y terrible con Irán”, afirmó Trump en sus mensajes de Twitter refiriéndose a su antecesor en la Casa Blanca y al acuerdo internacional con Teherán del que se retiró.

Obama

Según Trump, Obama “les dio (a los iraníes) 150.000 millones de dólares además de 1.800 millones de dólares en efectivo. Irán estaba atravesaba problemas muy graves y él los salvó. Les abrió el camino a las armas nucleares”.

“En lugar de dar las gracias, muy pronto Irán andaba gritando ‘Muerte a EEUU’”, sostuvo el presidente en sus mensajes, en los que recordó que retiró a su país del acuerdo nuclear y empezó con la política de imposición de sanciones a Teherán.

Irán “es ahora una nación mucho más débil que al comienzo de mi presidencia, cuando (los iraníes) causaban problemas graves en todo Oriente Medio”, continuó. “Ahora están arruinados”.

“Las sanciones están teniendo efecto y anoche se añadieron otras”, aseguró el presidente. “Irán jamás puede tener Armas Nucleares. ¡Ni contra EE.UU. ni contra el MUNDO”.