El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dirige a los medios de comunicación. / EFE
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dirige a los medios de comunicación. / EFE
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó la cancelación de la reunión que tenía previsto mantener mañana con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, “hasta que se resuelva” la escalada de tensiones con Ucrania por la interceptación de tres buques en el mar de Azov. “Teniendo en cuenta que los barcos y los marinos no han vuelto a Ucrania desde Rusia, he decidido que lo mejor para todas las partes es cancelar mi encuentro en Argentina con el presidente Vladimir Putin”, anunció Trump en Twitter, ya de camino a la cumbre del G20 donde coincidirán ambos mandatarios.

No obstante, dijo que está dispuesto a que se celebre esa reunión “significativa” con Putin “en cuanto se resuelva la situación”, sin entrar en más detalles al respecto. Trump publicó su mensaje apenas una hora después de que, a pie de pista, explicase ante los periodistas que “probablemente” se vería con Putin en Buenos Aires, a la espera de lo que concretasen sus respectivos equipos. “Creo que es un momento muy bueno para reunirnos”, declaró.

La cancelación

En este sentido, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, desveló que el mandatario decidió cancelar la reunión durante su vuelo hacia Argentina, antes de indicar que no tiene constancia sobre una conversación entre ambos líderes acerca de la cancelación, tal y como recogió la agencia británica de noticias Reuters.

Trump habló con el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el jefe de Gabinete, John Kelly, además de telefonear al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, antes de tomar la decisión. Asimismo, manifestó que ambos gobiernos han intercambiado llamadas telefónicas.

En respuesta, la Presidencia de Rusia afirmó que no tiene información oficial sobre la cancelación del encuentro entre Putin y Trump, según informó la agencia rusa de noticias Sputnik.

“Por ahora vemos sólo el ‘tuit’ y (la información en) los medios, no recibimos notificación oficial. Si es así, entonces el presidente (Putin) tendrá un par de horas extra para celebrar reuniones fructíferas en los márgenes de la cumbre”, sostuvo el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. Previamente, una fuente conocedora del programa había explicado a Sputnik que “habrá una comunicación cara a cara, para la que se reservan unos 20 minutos de momento”, recalcó ante los medios la fuente.