Trump acusa a China de tratar de interferir en las legislativas

El presidente estadounidense asegura que el gigante asiático quiere alterar los resultados de los próximos comicios de noviembre por “haberles plantado cara en materia comercial”

24
Donald Trump, durante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Donald Trump, durante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. / EFE
Publicidad

El presidente estadounidense, Donald Trump, acusó ayer a China de estarse inmiscuyendo en las elecciones para renovar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, conocidas popularmente como ‘midterms’.

“China ha estado intentando interferir en nuestras próximas elecciones” del 6 de noviembre “contra mi Administración”, sostuvo Trump durante su intervención en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para hablar de no proliferación e Irán.

“No quieren que yo o nosotros ganemos porque soy el primer presidente que ha retado a China en materia comercial”, sostuvo Trump, en referencia al Partido Republicano, que busca mantener el control que tiene sobre las dos cámaras del Congreso. “No queremos que interfieran en nuestras próximas elecciones”, añadió, sin ofrecer ninguna prueba de la eventual injerencia china.

A su salida de la reunión y preguntado por sus acusaciones contra China, Trump aseguró a la prensa que hay “muchas pruebas” de dicha injerencia, aunque no quiso entrar en detalles.

“Les gustaría ver que no gano porque esta es la primera vez que se les hace frente en comercio”, insistió. “Y estamos ganando, estamos ganando a lo grande y ellos no pueden implicarse en nuestras elecciones”, añadió.

El presidente ya había señalado a China hace unos días en una serie de mensajes en Twitter. Entonces, escribió que China estaba intentando “activamente influir y cambiar las elecciones” estadounidenses “atacando” a agricultores y trabajadores de la industria como represalia por su “lealtad” política.

“Lo que China no entiende es que estas personas son grandes patriotas y comprenden que China se ha aprovechado de Estados Unidos a nivel comercial durante muchos años”, afirmó.

“También saben que soy el único que sabe cómo pararlo. Habrá una represalia económica grande y rápida contra China si nuestros agricultores, ganaderos o trabajadores de la industria son atacados”, añadió.