Los ministros discutieron sobre las negociaciones con la UE y su portavoz está comprometida con ‘Plan de Chequers’.
Los ministros discutieron sobre las negociaciones con la UE y su portavoz está comprometida con ‘Plan de Chequers’. / EFE
Publicidad

La primera ministra británica, Theresa May, goza del pleno apoyo de sus ministros a su propuesta para el Brexit, señaló ayer su portavoz, después de que los planes de esta fueran rechazados por los líderes europeos en la cumbre celebrada la semana pasada en Salzburgo, Austria.

El Partido Conservador de May está dividido respecto a la dirección que deberían tomar las conversaciones con la UE y está previsto que los detractores a sus planes, entre los que está su antiguo ministro para el brexit expongan una visión alternativa basada en un acuerdo de libre comercio.

Los principales ministros discutieron ayer las negociaciones en curso con la UE este lunes y su portavoz reiteró que May sigue comprometida con el conocido como ‘Plan de Chequers’. “El gabinete ha dado su pleno apoyo al libro blanco (las propuestas de la primera ministra) y ese sigue siendo el caso”, insistió el portavoz.

La primera ministra, que pidió “respeto” a la UE y que presente propuestas alternativas, también tiene previsto reunirse ayer con el coordinador jefe de la Eurocámara para el brexit, el exprimer ministro holandés Guy Verhofstadt.

Entretanto, una de las principales figuras euroescépticas en las filas ‘tories’, el diputado Jacob Rees-Mogg, se mostró convencido de que May terminará optando por abandonar su estrategia de mantener estrechos lazos comerciales con la UE porque carece de respaldo.
Rees-Mogg, presidente del Grupo de Investigación Europea integrado por diputados euroescépticos en el partido de May, ha destacado que el ‘Plan de Chequers’ es rechazado por los políticos europeos y buena parte del electorado británico.

“La primera ministra es una dama de singular sabiduría y por tanto es probable que reconozca la realidad de que Chequers no tiene mucho apoyo ni en el país ni fuera”, opinó Rees-Mogg.

Por otra parte, una fuente del Elíseo aseguró este lunes que el presidente francés, Emmanuel Macron, es reacio a que las negociaciones para la salida de Reino Unido de la UE se prolonguen y por ello está aumentando su presión sobre Londres para romper en punto muerto actual.

Tras la cumbre de Salzburgo, Macron dijo que espera que Londres haga nuevas propuestas en octubre. “Es una forma de aumentar la presión”, explicó la fuente. “No significa necesariamente ‘tómalo o déjalo’, sino que realmente significa decir que queda mucho trabajo por hacer antes de noviembre”.