Varias personas favorables al aborto se concentran en Buenos Aires.
Varias personas favorables al aborto se concentran en Buenos Aires. / efe
Publicidad

El Senado argentino rechazó el proyecto de ley para legalizar el aborto que había sido aprobado en primera instancia en el Congreso. El tema, que ha generado una gran polémica en el país, obligó a un debate de más de 12 horas que fue seguido por decenas de miles de personas que esperaban en la calle el resultado de la votación. Partidarios y detractores de la legalización del aborto tomaron las calles de Argentina evidenciando la división que el asunto provoca en el país.

Al menos ocho ciudadanos fueron detenidos por las fuerzas de seguridad del país sudamericano tras los disturbios que se desataron de madrugada en Buenos Aires al conocerse la decisión del Senado. El texto no logró superar la última fase parlamentaria y fue rechazado con 38 votos en contra y 31 a favor. De esta forma, no se podrá volver a discutir en el Congreso hasta el 1 de marzo de 2019, cuando comienza el nuevo curso legislativo, y tendrá que empezar desde cero.

Era la primera vez que el proyecto había llegado tan lejos superando la primera fase en el Congreso. Previamente, había sido rechazado hasta en seis ocasiones y ni tan siquiera se llegó a debatir. En esta ocasión, el texto dio un paso más aunque no haya logrado traspasar la barrera del Senado. El debate se seguía en las calles de todo el país a la espera de lo que podría suceder.

El país del Papa Francisco, con gran influencia católica, fue pionero a la hora de aprobar el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo. Pero en América Latina, la cuestión del aborto es un tema que levanta ampollas. Tan sólo es legal en Cuba desde 1965, y en Uruguay desde 2012. Además, de los cinco países en el mundo que prohíben el aborto en cualquier circunstancia, tres de ellos son latinoamericanos: El Salvador, Nicaragua y La República Dominicana.

Derechos femeninos

De hecho, cuando el Congreso argentino dio luz verde al proyecto de ley, mujeres de otros países del continente como Perú, Venezuela, Ecuador, México o Colombia, se sumaron a las peticiones para que se ampliaran los derechos reproductivos de las mujeres .

En Argentina, este miércoles y hasta la madrugada del jueves, miles de personas se concentraron durante en los alrededores del Congreso Nacional vestidas, peinadas y maquilladas de verde, color que representa a aquellos a favor de la legalización del aborto.