Schulz dimite y genera otra crisis en el socialismo alemán

El SPD postula a la exministra Andrea Nahles como nueva líder, una decisión que crea indignación entre miembros del partido

45
Martin Schulz presentó su dimisión de forma inmediata al frente del SPD.
Martin Schulz presentó su dimisión de forma inmediata al frente del SPD. / EFE
Publicidad

El expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz formalizó su dimisión con efecto inmediato como líder del Partido Social Demócrata (SPD) alemán, cuya junta directiva ya ha cerrado como potencial sustituta a la actual responsable de la formación en el Bundestag (Cámara Baja del Parlamento), Andrea Nahles.

Schulz confirmó su salida sin esperar a la decisión de la militancia. Pone fin así a una etapa breve al frente del SPD, marcada por un cambio de posturas que llevó a la formación a desdeñar en campaña una nueva ‘gran coalición’ con la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel a verse abocado a ella.

Tras la dimisión de Schulz, que llegó a sonar como ministro de Exteriores, el comité ejecutivo del SPD secundó por unanimidad la candidatura de Nahles para la votación que se celebrará en el congreso extraordinario del partido, previsto para el 22 de abril en la ciudad de Wiesbaden. El alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, asumirá hasta entonces de forma provisional la jefatura del SPD.

Nahles, una exministra de Trabajo de 47 años con un perfil izquierdista y fuertes habilidades oratorias, es por tanto la candidata del partido, pero precisamente la forma en que ha sido propuesta ha generado indignación en parte del SPD. La alcaldesa de Flensburgo, Simone Lange, también anunció que se presentará, argumentando que el cargo “no debería ser decidido por un pequeño grupo interno”.

Este baile de puestos tiene lugar una semana antes de que los 460.000 militantes del SPD comiencen a votar si quieren que su formación vuelva a gobernar junto a la CDU y su socio bávaro (CSU). En caso de veto —el resultado se conocerá el 4 de marzo—, el país podría verse abocado a unas nuevas elecciones o a un gobierno en minoría de Merkel.

Las encuestas no auguran unos buenos resultados para el SPD en caso de que se vuelvan a abrir las urnas, ya que tras lograr en septiembre el 20,5 por ciento de los sufragios, un dato ya de por sí históricamente bajo, ahora ronda el 16,5 por ciento.