Sarkozy proclama que la caída de Grecia liquidaría toda la zona euro

Funcionarios próximos al mandatario galo informaron de que París no considera que en estos momentos haya necesidad de implementar ayudas directas al Gobierno de Papandreu.

0

En una declaración sin duda pensada para transmitir tranquilidad y refrendar el compromiso de la UE con su socio griego, pero que, de paso, arroja nuevas sombras sobre el porvenir económico de los Veintisiete, el presidente francés, Nicolas Sarkozy sostuvo ayer que «no podemos dejar que un país de la zona euro caiga. De otra forma, no tuvo sentido la creación el euro».

Durante una reunión con granjeros, el mandatario galo mostró su compromiso con el Gobierno heleno y prometio que París respaldará a Grecia tras sus esfuerzos de reducir el déficit y explicó que no tiene intención de ver al país mediterráneo «quedarse en el camino».

«El euro no tiene sentido si no somos solidarios», sostuvo el líder francés, quien señaló a los ganaderos que Grecia es el principal importador de carne vacuna francesa. «Voy a pelear con la misma energía para defender la política de agricultura (europea)», agregó en tono mitinero.

«Debemos respaldarles porque ellos están haciendo el esfuerzo, o, si no, no habrá más euro», insistió de nuevo un Sarkozy contundente tan solo horas antes de reunirse hoy con el primer ministro griego, George Papandreu, que hará escala en la Ciudad Luz como parte de una gira por diversas capitales europeas en busca de respaldo para las depauperadas arcas públicas de su país.

Cabe recordar que, en su paso por Berlín, Papandreu recibió un entusiasta apoyo político, aunque ni una sola promesa de ayuda en financiación, durante la charla que mantuvo el viernes con la canciller alemana, Angela Merkel.

A falta de dinero, la dirigente teutona anunció que su aportación al problema será una comisión integrada por expertos de ambos países que asistirá a Atenas para dotar de más competitividad a su economía en ámbitos tales como el medio ambiente, la energía, la investigación y la inmigración.

Ánimo sí, dinero no

Bastante similar parece que será la actitud francesa, puesto que varios funcionarios de la administración Sarkozy ya anticiparon ayer que no aprecian que exista una necesidad de ayuda monetaria en este momento, algo que, no obstante, podría suceder en un futuro si Grecia finalmente sufre un colapso presupuestario.

Tal circunstancia no es del todo descabellada, tal y como también puso de relieve el primer ministro belga, Yves Leterme, quien propuso la creación un Ministerio de Finanzas común para todos los integrantes de la UE, una especie, concretó de «agencia de deuda», para que la zona euro lidie con los problemas puestos de relieve por la crisis helena.

Si mencionar expresamente a Grecia, Leterme escribió en un artículo publicado en el rotativo económico Financial Times Deutschland que «las recientes tensiones en el mercado de deuda pública europea» expusieron los problemas de una unión monetaria sin un Gobierno económico común.

Leterme añadía en su texto que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión, que se supone debería regular los déficits de presupuesto de los países, es tan solo «una solución provisional».

«Sugiero avanzar un paso más y fundar un Ministerio de Finanzas común o una agencia de deuda europea para la zona euro», alegó textualmente antes de sugerir que podría denominarse Agencia de Deuda Europea (EDA, por sus siglas en inglés.