Samaras: «Si Grecia sale de la zona euro, provocará un efecto dominó»

El primer ministro heleno afirma que Atenas puede tener éxito y que está intentando cambiar, a la vez que insiste en que el abandono del territorio de la moneda común, arrastraría a otros

El primer ministro griego, Antonis Samaras, advirtió ayer de que los mercados financieros anticiparán la salida del euro de otros países si Grecia se ve forzada a abandonar la moneda común europea, insistiendo en que «el Grexit, tal y como lo llaman algunos, sería devastador para Europa».

«La reacción de los mercados financieros, que anticiparían la salida de otros países europeos, provocaría un efecto dominó», señaló el jefe del Ejecutivo griego, horas antes de mantener un encuentro en Berlín con canciller alemana, Angela Merkel, y un día antes de reunirse en París con el presidente francés, François Hollande.

«Ninguna sociedad democrática podría abordar este choque. Ninguna podría sobrevivir» a la salida de Atenas del euro, insistió.

Samaras recalcó que «Grecia puede tener éxito y que está intentando cambiar» y reiteró que su Ejecutivo presentará «en las próximas semanas» un paquete de recortes en los próximos años por valor de 11.700 millones de euros, que están en proceso de finalizar. «Terminaremos el programa en las próximas dos o tres semanas y será votado en el Parlamento», concretó.

Horas más tarde, fue recibido con honores militares por Merkel en la cancillería de Berlín, en un encuentro marcado por la negativa de Alemania de conceder más tiempo al país para que cumpla con sus compromisos acordados.

La política germana expresó su deseo de que la nación helena permanezca en la zona euro, aunque para ello subrayó la necesidad de que cumpla las promesas y expectativas, asegurando que Alemania abordará sin prejuicios su relación con Atenas a la espera de conocer el próximo informe de la troika.

«Quiero que Grecia siga siendo miembro de la eurozona», insistió Merkel en la rueda de prensa posterior al encuentro mantenido con Samaras, quien por su parte aseguró que Grecia «cumplirá».

«Nosotros esperamos que las palabras se conviertan en hechos. También, Grecia puede esperar de Alemania que no tenga prejuicios, sino fundamentos», aseguró Merkel, quien reiteró la necesidad de esperar hasta conocer el informe de los expertos de la UE, el FMI y el BCE, sobre los progresos de Atenas en la aplicación de lo pactado.

En este sentido, el primer ministro griego defendió que «Grecia va a cumplir sus obligaciones», por lo que expresó su confianza en que la troika hablará de que «en breve» se recogerán los resultados de la acción del nuevo Gobierno.

Por otro lado, Samarás insistió en que «nuestro plan va a dar frutos muy pronto», y destacó, además, la importancia del desarrollo económico para alcanzar las metas fijadas, por lo que reiteró que Grecia «no quiere más ayuda, sino tiempo para respirar».

«Queremos caminar sobre nuestras propias piernas y salir de la crisis por nuestros propios medios», afirmó el líder conservador griego. «No se espera que las soluciones lleguen en el primer paso, pero creemos que hemos tenido un buen arranque y que caminaremos con pie firme», añadió.

Respecto a la posibilidad de conceder más tiempo a Atenas para aplicar las reformas pactadas, la canciller señaló que ha tenido la ocasión de conocer de primera mano los nuevos planes del Gabinete heleno y dijo que «en algunos puntos se está trabajando en Grecia para que todos comprendan la necesidad de hacer las reformas».

FuenteEUROPA PRESS  BERLÍN
Compartir