Rusia prepara “respuestas” a las dudas sobre armamento de EEUU

Estados Unidos envió una lista de preguntas sobre el acuerdo bilateral suscrito en 1987

49
24 01
Plaza Roja de Moscú, en el barrio comercial conocido como Kitay-górod. / europa press
Publicidad

El Gobierno de Rusia ya elabora las respuestas con las que quiere reaccionar al anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de sacar al país norteamericano del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, explicó ayer que Washington, a través de su Embajada en Moscú, presentó hace una semana una lista de preguntas sobre el acuerdo bilateral suscrito en 1987, en el tramo final de la Guerra Fría.

“Hemos enviado esta lista al Ministerio de Defensa de Rusia y otras entidades que deben examinarla”, declaró Lavrov en una entrevista con la cadena de televisión Rossiya 1 recogida por la agencia Sputnik. El Gobierno, añadió, “ha comenzado a trabajar para preparar una respuesta a las preocupaciones de Estados Unidos”.

Lavrov advirtió de que, durante años, Estados Unidos ha acusado a Rusia de incumplir los compromisos adquiridos, pero ha alegado que hasta ahora no ha presentado pruebas que avalen dichas acusaciones. El tratado prohíbe a las partes contar con misiles balísticos terrestres o de crucero con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, confirmó que se abrieron “consultas” con otros socios europeos en relación al futuro del INF. Así, espera que la reunión de la OTAN que habrá en diciembre en Bruselas sea una especie de “punto culminante” del debate, según explicó a los periodistas que le acompañan a Praga.

Mattis ha explicado que Estados Unidos ha pedido al resto de aliados que planteen ideas para hacer que Rusia cumpla sus compromisos, pero por ahora no se ha presentado ninguna propuesta, informa la agencia de noticias Reuters.