Ruanda recuerda a las víctimas del genocidio en su 25 aniversario

El presidente Paul Kagame preside los actos de conmemoración de la masacre con la promesa de que “nunca volverá a pasar” • Los eventos durarán toda la semana

18
El presidente Paul Kagame y la primera dama Jeannette Kagame (c), con Jean-Claude Juncker (d) y Moussa Faki (i) encienden la llama de recuerdo de las víctimas.
El presidente Paul Kagame y la primera dama Jeannette Kagame (c), con Jean-Claude Juncker (d) y Moussa Faki (i) encienden la llama de recuerdo de las víctimas. / EFE
Publicidad

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, presidió ayer los actos en recuerdo de las víctimas del genocidio de 1994 en el que fueron masacrados 800.000 tutsis y hututs moderados con la promesa de que “nunca volverá a pasar”.

“Nuestras oraciones piden que ninguna persona tenga que soportar jamás los mismos tormentos, en particular nuestros hermanos y hermanas de África”, afirmó Kagame. “Esta historia nunca se repetirá. Ese es nuestro compromiso”, remachó.

En la ceremonia, Kagame y su esposa, Jeannette, depositaron coronas de flores en el monumento a las víctimas en Kigali, donde hay enterradas 250.000 personas. Los actos en recuerdo de las víctimas comenzaron ayer, pero durarán toda la semana. “El tiempo nunca podrá borrar las horas más oscuras de nuestra historia. Nuestro deber es recordar”, apuntó por su parte el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, presente en la ceremonia.

“El deber de recordad debe ser una obligación sagrada”, afirmó por su parte el primer ministro belga, Charles Michel. Entre los muertos durante el genocidio hay ‘cascos azules’ belgas que estaban desplegados en Ruanda. Además de Juncker y Michel hasta diez jefes de Estado y de Gobierno más y la gobernadora general de Canadá, Julie Payette, asistieron a la conmemoración.

marcha por las víctimas

Ya por la tarde las autoridades y unas 2.000 personas marcharán por las víctimas desde la sede del Parlamento hasta el Estado de Kigali, donde se encenderán las velas para una vigilia nocturna.

Kagame en su intervención no solo se refirió al pasado, sino que también habló del presente de Ruanda y de su futuro. “Hasta 25 años después aquí estamos. Todos. Heridos y con el corazón roto, sí. Pero invencibles”, remachó.

Así invitó a los jóvenes a asumir el protagonismo para el futuro del país, ya que tres cuartas partes de la población tiene menes de 30 años y el 60 por ciento nació después del genocidio.