Rihanna busca sosiego en el cine y la música

La cantante se sincera y afirma que su ruptura con el rapero Chris Brown, que la golpeó en 2009, es una «liberación» La artista debuta en el cine con ‘Battleship’

1

Rihanna es una de las celebrities que están ahora en el foco de la prensa debido a su ruptura con Chris Brown y al estreno de la película Battleship, en la que debuta como actriz. El desengaño amoroso la ha convertido en alguien más fuerte y el duro trance que tuvo que pasar le ha supuesto «una verdadera liberación», afirma. Precisamente, la artista de Barbados ha aprovechado el momento para sincerarse como nunca lo había hecho, esta vez en una conocida revista de moda, Elle, en donde aparece en la portada de la edición americana de mayo con un insinuante vestido de Versace.

En 2009, los medios se hicieron eco del golpe que Chris Brown le propinó a Rihanna, quien poco después le denunció por agresión. La noticia dio la vuelta al mundo y la imagen del rapero quedó, obviamente, desprestigiada.

Sin embargo, reconoce que no le gusta nada el acoso de los periodistas y cómo trataron el tema. «Ellos (refiriéndose a los medios) saben más de mí de lo que yo quiero que sepan. Es vergonzoso. Pero fue mi apertura», describe la cantante respecto al suceso.

Después de lo ocurrido, Rihanna trató de superarse de la mejor manera que sabía, con la música. Sacó un álbum, Rated R, en donde plasmó lo que sentía en ese instante: «Estaba pasando por el momento más difícil de mi vida. Estaba enojada, triste, confusa y rota. Aún me encontraba enamorada y necesitaba hablar de ello. Fue la única manera que tuve de conseguir estar en paz, porque todo se localizaba en mi cabeza y no podía dejarlo ahí, así que me lancé de lleno a interpretar».

Parece que Rihanna sabe perdonar, porque recientemente ha llegado, incluso, a colaborar con su antiguo novio y agresor Brown. Esta circunstancia ha sido enormemente criticada, sin embargo la cantante no es de la misma opinión e indica que «no soporta que hablen de ella sin saber la verdad».

«Cada persona piensa de una forma diferente», dice, y añade que los encargados de escribir en blogs, «o donde sea, están perdiendo el tiempo, porque despotrican a distancia sin conocer el detalle». A pesar de ello, Rihanna asevera que «no les odio por eso» e indica que «mañana seguiré siendo la misma persona y haciendo lo que quiero y me gusta hacer».

Respecto a los planes de futuro de la caribeña, ésta se muestra extremadamente optimista y asevera su deseo de tener hijos: «Podría ser mañana o dentro de 20 años». De momento tiempo no le sobra. Recientemente ha estrenado una película en la que actúa como protagonista (Battleship) y tiene otros muchos planes en la música.

«Supongo que soy un reto, porque mi trabajo parece afectar a todas las relaciones que tengo», y «solo tengo que encontrar a la persona que me equilibre, porque entonces las cosas como mi calendario no importarían. Ya lo he hecho antes, así que puedo hacerlo otra vez», concluye.