El senador republicanO John Cornyn responde a las preguntas de varios reporteros en el Senado, Washington D.C.
El senador republicanO John Cornyn responde a las preguntas de varios reporteros en el Senado, Washington D.C. / EFE
Publicidad

El presidente estadounidense, Donald Trump, sufrió ayer martes un doble revés ahora que dos antiguos asesores se enfrentan a cargos de prisión y unos de ellos ha dicho incluso que el mandatario le pidió que cometiera un delito, algo que con toda probabilidad puede afectar a las perspectivas republicanas de las ‘midterms’ de noviembre y ampliar la investigación penal que está eclipsando su presidencia.

Con solo unos minutos de diferencia y en tribunales separados, el antiguo jefe de campaña de Trump fue declarado culpable de delitos de evasión fiscal y fraude bancario, mientras que el antiguo abogado personal del presidente Michael Cohen se ha declarado culpable de varios delitos.

Además, Cohen también testificó que Trump le instó a cometer un delito al acordar pagos para silenciar a dos mujeres que decían haber tenido un ‘affair’ con el magnate antes de las elecciones presidenciales de 2016.

Negación

El presidente negó haber tenido relaciones con ambas mujeres y su abogado, Rudy Giuliani, dijo que los pagos se hicieron para ahorrar al ahora presidente y su familia la situación embarazosa y no tuvieron nada que ver con la campaña electoral.

Los reveses de ayer martes volvieron a centrar la atención en la investigación que está llevando a cabo Robert Mueller sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 con vistas a determinar si hubo colusión de la campaña de Trump con Moscú y si el magnate obstruyó a la justicia al cesar al entonces director del FBI James Comey, quien estaba anteriormente a cargo de la investigación.

Moscú aseguró que no interfirió en las elecciones de 2016 y Trump ha negado colusión, calificando de “caza de brujas” la investigación que está realizando Mueller, antiguo director del FBI.

De los dos últimos acontecimientos, la declaración de culpabilidad de Cohen es la más preocupante, reconocen en el círculo cercano a Trump. El abogado de Cohen, Lanny Davis, ha asegurado que su cliente estaría “más que feliz” de contar al equipo legal de Mueller todo lo que sabe sobre Trump.

Impacto electoral

“Le hemos bautizado Michael ‘la Rata’ Cohen”, contó una fuente próxima al presidente. “Un mal día para el equipo local”, añadió la fuente, reconociendo que estos sucesos podrían influir en la participación electoral e incrementar el riesgo de que los republicanos pierdan la mayoría de 23 escaños de que gozan en la Cámara de Representantes en las elecciones de noviembre. “Esto perjudica nuestras perspectivas de cara a las ‘midterms’”, admitió.

respuesta de trump El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por su parte, intentó marcar distancias tras el acuerdo al que llegó su antiguo colaborador Michael Cohen con la Fiscalía, entre otros delitos por financiación ilegal de la campaña electoral, y ha asegurado que se ha “inventado historias”.

“Si alguien está buscando un buen abogado, le recomendaría fervientemente no contratar los servicios de Michael Cohen”, publicó Trump en Twitter, en su primera reacción tras el acuerdo al que llegó su antiguo socio con la Fiscalía.

“Michael Cohen se ha declarado culpable de dos cargos de violación de financiación de campañas que no son un delito. El presidente (Barack) Obama cometió una gran violación y se resolvió fácilmente”, aseguró Trump, que de esta forma se opone al criterio del Departamento de Justicia.

FuenteEuropa Press
Compartir