Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia patrullan una de las calles de Caracas. / Efe
Publicidad

El embajador de Venezuela en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Jorge Valero, confirmó ayer los contactos en Noruega entre el Gobierno de Nicolás Maduro y “la parte democrática” de la oposición. “Puedo confirmar que hay diálogos, pero no puedo dar detalles”, dijo Valero, que representa al Gobierno de Maduro, en declaraciones a la prensa.

Valero explicó que las conversaciones se desarrollan con la parte de la oposición venezolana “que puede ser clasificada como democrática”. “Hay otra que simplemente son marionetas del imperio estadounidense”, subrayó. Reuters reveló en las últimas horas que representantes del Gobierno y la oposición han viajado a Oslo para explorar un nuevo diálogo con el que buscar una salida a la crisis política.

Según las fuentes consultadas por Reuters, por parte del Gobierno fueron el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez. Maduro confirmó que Rodríguez está fuera de Venezuela “en una misión muy importante”, si bien no dio detalles.

Asesores

Por otra parte, viajaron a la nación nórdica los asesores Gerardo Blyde y Fernando Martínez, ambos independientes, y el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González, del partido político ‘Un Nuevo Tiempo’, integrado en la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD).

Al cierre de esta edición, varias fuentes aclararon que las partes no se han reunido todavía. Los encuentros que se han producido hasta ahora han sido por separado con los representantes de Noruega. “El esfuerzo debe protegerse, tiene seriedad y apoyo”, resaltó una de las fuentes.

Al parecer, Noruega se ha ofrecido para la mediación. El país nórdico fue uno de los países garantes del proceso de paz que protagonizaron entre 2012 y 2016 el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que culminó con éxito.

Desde la muerte de Hugo Chávez, en 2013, Gobierno y oposición han protagonizado numerosos contactos. La última tentativa se produjo entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 en República Dominicana.