El secretario general del gubernamental Partido Democrático, Matteo Renzi.
El secretario general del gubernamental Partido Democrático, Matteo Renzi. / EFE
Publicidad

El líder del Partido Democrático (PD), Matteo Renzi, anunció ayer su dimisión al frente de la formación tras la “derrota clara” sufrida en las elecciones generales de este domingo en Italia y ha adelantado que su formación no sellará ninguna alianza y pasará a la oposición.

En una comparecencia, reconoció que se trata de “una derrota clara” y defendió “abrir una nueva página en el partido”, cuyo liderazgo ha anunciado que abandonará una vez constituido el Parlamento y formado el nuevo Gobierno.

Según precisó, ya ha pedido la convocatoria de una asamblea nacional del partido para preparar un congreso en el que se elija al nuevo líder, para lo que ha defendido la necesidad de primarias. En cuanto a su futuro, ha dicho que se limitará a ser senador raso, celebrando su elección como tal por Florencia este domingo.

El antiguo primer ministro subrayó que quien ha ganado las eleciones no tiene los apoyos suficientes para gobernar y ha dejado claro que mantienen su promesa electoral de “no a un gobierno con los extremistas ni de los extremistas”. “Cuando hemos dicho no a la cultura del odio no estábamos bromeando”, insistió.

Así, recalcó que del Movimiento 5 Estrellas y de la Liga le separan sobre todo su “antieuropeísmo” y recordó las numerosas acusaciones que desde estas formaciones se han vertido contra el Partido Democrático, tachándoles de “corruptos” o “mafiosos” entre otros. “Haced gobierno sin nosotros”, les espetó.

“Si somos así nuestro puesto en esta legislatura está en la oposición”, ha recalcado, insistiendo en que el PD no dará su apoyo a un “gobierno antisistema”. En un momento en el que se apela a la responsabilidad, añadió, “seremos responsables” y por ello “estaremos en la oposición”.

Y es que, el PD, actualmente al frente del Gobierno, sufrió un fuerte varapalo en las elecciones generales del domingo, quedando por debajo del 19% de los votos, aunque continúa como la segunda fuerza política a nivel nacional.

FuenteEuropa Press
Compartir