El ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, atiende a los medios durante una rueda de prensa.
El ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, atiende a los medios durante una rueda de prensa. / Efe
Publicidad

El ministro de Exteriores de Reino Unido, Jeremy Hunt, instó a los gobiernos de Francia y Alemania a presionar a los negociadores de la UE para lograr un acuerdo “sensato” con el que consumar la ruptura, alegando que Europa también sufriría las consecuencias “si el brexit va mal”.

Hunt, que asumió este mes el cargo en sustitución de Boris Johnson, advirtió de que los actuales trabajos del equipo que lidera el excomisario europeo Michel Barnier amenazan con minar la confianza entre las dos partes y con llevar a un “profundo error geoestratégico”.

En este sentido, advirtió en declaraciones al periódico ‘Evening Standard’ de que la probabilidad de que el plazo concluya sin acuerdo —Reino Unido debe abandonar la UE en marzo de 2019— “aumenta cada día” si no hay un cambio de posiciones en Bruselas.

Posibilidad

“Hay una posibilidad real de que no haya acuerdo por accidente. Todo el mundo da por hecho que eso no ocurrirá. Bien, en realidad podría ocurrir”, añadió, en una entrevista con la que advirtió de la “tragedia” que se avecina si las dos partes no sellan un pacto satisfactorio.

Hunt, de visita oficial en Francia, emplazó al Gobierno de este país y al de Alemania a “enviar una fuerte señal a la Comisión” para convencer de la necesidad de “un resultado pragmático y sensato” de las negociaciones, gracias al cual “se protejan los puestos de trabajos a ambos lados del canal” de la Mancha.

Sobre las divisiones que desataron las salidas de Johnson y del ministro para el brexit, David Davis, de Hunt matizó que el Gobierno de Theresa May mantiene “una posición unida” y tiene “absolutamente claro” lo que quiere. La ‘premier’, añadió, “quiere que el futuro económico (de Reino Unido) esté cerca de Europa, el mayor mercado único del mundo y nuestro vecino de al lado”.

Precisamente, ayer el Elíseo confirmó que el presidente galo, Emmanuel Macron, se reunirá el próximo viernes con May durante su retiro vacacional en el sur de Francia. Ambos líderes mantendrán un encuentro privado y una posterior cena junto a sus respectivas parejas.