Putin suspende las conversaciones de desarme con Estados Unidos

Los países de la OTAN dejan claro su apoyo en el paso que ha dado Donald Trump

14
El presidente ruso, Vladimir Putin, se reune con su ministros Sergei Lavrov (i) y con Sergei Shoigu (d).
El presidente ruso, Vladimir Putin, se reune con su ministros Sergei Lavrov (i) y con Sergei Shoigu (d). / efe
Publicidad

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio orden a sus ministros de Exteriores y Defensa de que no mantengan conversaciones de desarme con Estados Unidos tras anunciar la suspensión del Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) en respuesta al ultimátum de seis meses dado por Estados Unidos, que ayer anunció exactamente la misma medida, así como el inicio de su proceso de retirada del pacto, que terminaría en agosto de este año.

“Respondemos de manera simétrica. Si nuestros socios de EEUU han anunciado que suspenden su participación en el tratado, nosotros también lo suspenderemos”, zanjó Putin al reunirse con los titulares de Exteriores y Defensa, Sergei Lavrov y Sergei Shoigu.

El mandatario ruso quiso rebajar su discurso asegurando que su país no tiene intención de iniciar una carrera armamentística. “Quisiera llamar su atención a que no debemos implicarnos y no nos implicaremos en una carrera armamentista que sería muy costosa para nosotros”, señaló el mandatario.

“Partimos de que Rusia”, añadió, “no desplegará misiles de medio y largo alcance en Europa ni en otras regiones del mundo antes de que armas similares de fabricación estadounidense aparezcan en las respectivas regiones del mundo”, en referencia a la tensión existente por la instalación de sistemas de misiles de la OTAN cerca de Rusia y de países en su esfera de interés.

Sin embargo, Putin se mostró favorable a la propuesta formulada por el Ministerio de Defensa de su país para iniciar el desarrollo de un nuevo misil supersónico de medio alcance, según un comunicado previo del Kremlin recogido por la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

El presidente de Rusia acusó a Estados Unidos de violar los términos del acuerdo, firmado por ambos países en 1987, y solicitado una inspección internacional del arsenal nuclear estadounidense, en respuesta a las mismas acusaciones formuladas ayer por su homólogo norteamericano, Donald Trump.

El INF, suscrito en 1987, ayuda a proteger la seguridad de Estados Unidos y a sus aliados en Europa y Asia. Prohíbe que Estados Unidos y Rusia posean, produzcan o prueben un misil de crucero lanzado desde tierra con un alcance de 450 a 5.600 kilómetros.

Los países de la OTAN dejaron claro que “apoyan plenamente” el paso que dio Estados Unidos “en respuesta a los riesgos significativos para la seguridad euroatlántica que plantean la probación producción y despliegue subterfugios” de sus sistemas de misiles crucero 9M729, que viola el tratado, e instan a Rusia a destruir “todos” estos sistemas de forma “verificable”, “antes” de que Estados Unidos culmine su retirada del Tratado en seis meses.