El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante una reunión diplomática. / efe
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante una reunión diplomática. / efe
Publicidad

Los presidentes de Rusia y Francia, Vladimir Putin y Emmanuel Macron, respectivamente, abordaron ayer en una conversación telefónica la iniciativa conjunta de ambos países para entregar ayuda humanitaria en Siria. El Kremlin inició en un breve comunicado que ambos mandatarios “han discutido varios problemas internacionales y regionales” y agregó que “se ha prestado especial importancia a los aspectos humanitarios al proceso de acuerdo en Siria”.

Así, detalló que entre los mismos ha figurado “la aplicación de la iniciativa conjunta franco-rusa para la entrega de ayuda a la población de Ghuta Oriental”, ubicada en los alrededores de la capital, Damasco. Las presidencias de ambos países anunciaron el viernes un acuerdo para la entrega de ayuda humanitaria en la región siria de Ghuta Oriental, tras el encuentro celebrado a finales de mayo entre Macron y Putin.

Material médico

Ambos países indicaron en un comunicado que esta ayuda “consiste en material médico de primera necesidad (medicamentos de urgencia y de reanimación destinados a 500 personas heridas graves, medicamentos básicos para el tratamiento de 15.000 heridos leves)” y resaltaron que “contribuirá a responder a las necesidades humanitarias de la población de Ghuta Oriental”.

“Rusia garantiza, desde Francia, la entrega en Siria por vía aérea”, manifestaron, antes de añadir que estas entregas se realizarán “en línea con las reglas de las Naciones Unidas, con el apoyo de Rusia y respetando el Derecho Humanitario”.

Fuentes diplomáticas francesas citadas por la agencia británica de noticias Reuters detallaron que en total París enviará 50 toneladas de ayuda humanitaria a Ghuta Oriental, en manos del Gobierno desde abril, tras un cerco de varios años y una campaña aérea a gran escala. “Esta operación es muy significativa porque muestra una voluntad de los rusos de trabajar con nosotros de forma prioritaria”, indicaron, antes de recalcar que “la zona necesita ayuda desesperadamente”. Hasta la fecha ha entrado muy poca ayuda humanitaria en la región siria.