El presidente ruso, Vladimir Putin, a su llegada a la sesión de investidura en el Gran Palacio del Kremlin, ayer en Moscú.
El presidente ruso, Vladimir Putin, a su llegada a la sesión de investidura en el Gran Palacio del Kremlin, ayer en Moscú. / EFE
Publicidad

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asumió ayer el cargo para un cuarto nuevo mandato de seis años en un acto en el que dio las gracias a la población por su apoyo en las últimas elecciones, en las que se impuso con más del 76 por ciento de los votos.

“Agradezco de todo mi corazón a los ciudadanos rusos la unidad, la fe en que podemos mejorar muchas cosas y quisiera decir nuevamente gracias, gracias por el nivel de apoyo sincero que ustedes, ciudadanos rusos, me brindaron en la elecciones presidenciales en nuestro país”, dijo.

“Considero mi deber y sentido de mi vida hacer todo por Rusia, por su presente y futuro, por el futuro de paz y florecimiento de Rusia”, señaló, según recogió la agencia rusa de noticias Sputnik.

Asimismo, Putin abogó por el desarrollo de Rusia “en todos los ámbitos” y recalcó que este proceso debe fundamentarse “en una sociedad libre y democrática”.

“Uniendo los esfuerzos de todos aquellos que se preocupan por el país, por su futuro, nosotros lograremos obligatoriamente avances en la ciencia, las tecnologías, realizaremos conjuntamente grandiosos planes de renovación de las ciudades y pueblos de todas nuestras regiones”, sostuvo.

En este sentido, destacó que este año se celebrará el vigésimoquinto aniversario de la Constitución de Rusia, al tiempo que ha aprovechado para resaltar que esta Carta Magna “destacó el valor irrefutable y la prioridad de los derechos y libertades de sus ciudadanos”.
“Precisamente en la unidad armoniosa del ciudadano libre, de la sociedad responsable y de un Estado fuerte, democrático y activo vislumbro una base firme para el desarrollo de Rusia”, argumentó.

“Comprendo intensamente la responsabilidad colosal ante cada uno de ustedes, ante todo nuestro pueblo multinacional, la responsabilidad ante Rusia, país de grandes victorias y logros, ante la historia del Estado ruso y nuestros antecesores”, remarcó.
Putin, de 65 años, lleva en el poder, ya sea como presidente o primer ministro, desde el año 2000.

Respaldado por la televisión estatal y el partido gobernante, y acreditado con una calificación de aprobación de alrededor del 80 por ciento, sus seguidores lo elogian como “figura padre” de la nación, que restauró el orgullo nacional y expandió la influencia global de Moscú con intervenciones en Siria y Ucrania.

Primer ministro

Por otro lado, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, nominó ayer mismo a Dimitri Medvedev como primer ministro del país y presentó su candidatura ante el Parlamento, según informó el Kremlin.

“El presidente ha nominado a Dimitri Medvedev para que la Duma apruebe su nombramiento como jefe del Gobierno de la Federación Rusa”, indicó la Presidencia a través de un breve comunicado difundido a los medios de comunicación.

El anuncio fue realizado poco después de que Putin asumiera el cargo de presidente para un cuarto nuevo mandato de seis años en un acto en el que dieron las gracias a la población por su apoyo en las últimas elecciones, en las que se impuso con más del 76 por ciento de los votos.

Asímismo, llegó después de que Medvedev y el resto del Gobierno ruso renunciaran, tras la investidura de Putin, tal y como contempla la Constitución, según recogió la agencia rusa de noticias Sputnik.

En caso de ser confirmado en el cargo, Medvedev iniciaría su segundo mandato como primer ministro del país (después del que ya encabezó entre 2012 y 2018). También, fue presidente del país entre 2008 y 2012.

Putin se alzó en marzo con una holgada victoria que le permitirá gobernar hasta 2024, el líder ruso más longevo desde Iosif Stalin, que gobernó durante casi 30 años.