Putin amenaza con desplegar misiles si EEUU instala cohetes en Europa

El mandatario ruso acusa a Estados Unidos de haber incumplido primero el tratado nuclear

29
El presidente Vladimir Putin presenta su informe anual sobre el estado de la nación ante el Parlamento ruso en pleno.
El presidente Vladimir Putin presenta su informe anual sobre el estado de la nación ante el Parlamento ruso en pleno. / EFE
Publicidad

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguró ayer que su país no está buscando “una confrontación” con Estados Unidos, si bien advirtió a las autoridades estadounidenses de que si emplazan nuevos misiles en Europa, Rusia instalará proyectiles apuntando “contra” el territorio estadounidense.

“No estamos interesados en la confrontación y no la queremos, especialmente con una potencia global como Estados Unidos”, afirmó el presidente ruso, en un discurso anual ante el Parlamento ruso.

Putin acusó a Estados Unidos de haber incumplido primero el tratado de reducción de armas nucleares INF con sus ensayos de misiles y con el emplazamiento en Rumanía y Polonia de sistemas de lanzamiento de misiles de crucero Tomahawk. “Estados Unidos violó burdamente las disposiciones del Tratado INF y lo hizo hace tiempo”, aseguró.

“Quiero reiterarlo porque es muy importante: Rusia no se propone ser la primera en desplegar esos misiles en Europa”, afirmó Putin. El mandatario ruso advirtió a Estados Unidos de que si produce y emplaza en Europa misiles de corto y medio alcance, “empeorará de manera drástica la situación de seguridad internacional y generará graves riesgos para Rusia”. “En este caso estaremos obligados a considerar medidas simétricas y asimétricas”, aseguró.

En este sentido, Putin dijo que si Estados Unidos emplaza nuevos misiles en Europa, “Rusia tendrá que producir y desplegar armas que pueda usar no solo en contra de los territorios de donde provengan amenazas directas sino también contra los territorios donde estén los centros de adopción de decisiones sobre uso de sistemas de misiles” que amenacen al territorio ruso.

política antirrusa

El mandatario ruso consideró que las acusaciones de Estados Unidos a Rusia en relación al tratado INF forman parte de la política antirrusa que promueve la élite política estadounidense, a la que definió como convencida de “su exclusividad y superioridad sobre el mundo”.

“Están es su derecho de pensar lo que quieran, pero seguro que saben contar, pues que calculen primero el alcance y la velocidad de nuestros sistemas de armas avanzados. Es todo lo que pedimos, que lo calculen, y solo después tomen decisiones que puedan provocar graves amenazas para nuestro país”, señaló.