Obama y Putin acuerdan fortalecer su cooperación por la paz en Siria

El presidente de EEUU reclama a su homólogo ruso que cese la campaña aérea en el país.

1

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, acordaron fortalecer sus relaciones diplomáticas para establecer un frente unido a la hora de poner en práctica el acuerdo de paz para Siria trazado en Múnich, informó ayer el Kremlin. Ambos líderes llegaron a este acuerdo tras una conversación telefónica en la que resaltaron la importancia de crear un “frente unido contra el terrorismo de Estado Islámico”, en la que manifestaron su satisfacción con la reunión sobre Siria mantenida el 11 y el 12 de febrero en la ciudad alemana.

“Ambas partes dieron una valoración positiva de los resultados de la reunión del Grupo Internacional en Múnich y confirmaron los principios y disposiciones de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, tanto en cuanto a los aspectos humanitarios y para el desarrollo de modalidades para el alto el fuego, como para el impulso de un verdadero proceso político”, según la nota del Kremlin.

En otro orden de temas, Putin y Obama también conversaron sobre la evolución del acuerdo de alto el fuego firmado en Minsk (Bielorrusia) al conflicto del este de Ucrania. Así, la llamada tuvo lugar después de la escalada de acusaciones y desmentidos del sábado sobre la campaña rusa en Siria durante la Conferencia Internacional de Seguridad en Múnich entre Estados Unidos, Francia y Rusia.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, pidió a su homólogo ruso que ordenara el cese de la campaña aérea que Washington cree que Rusia está ejecutando contra la oposición siria. Así, la Casa Blanca confirmó el diálogo entre ambos líderes horas después de que el Kremlin anunciara la conversación, en la que los dos coincidieron, según la versión ofrecida por el Gobierno estadounidense, en iniciar lo antes posible el cese de hostilidades en virtud de lo acordado en Múnich. Además, Obama subrayó ante el presidente ruso la necesidad de poner en marcha de manera inmediata los planes para la entrada de ayuda humanitaria a las localidades sirias bajo asedio de las fuerzas del presidente sirio, Bashar Al Assad.

En otro orden de temas, Putin y Obama también conversaron sobre la evolución del acuerdo de alto el fuego firmado en Minsk al conflicto del este de Ucrania.

Ayuda humanitaria.- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, señaló que los convoyes con ayuda humanitaria partirán hacia las zonas sirias asediadas mañana o el míercoles en el marco del acuerdo alcanzado el pasado jueves por las principales potencias mundiales en Múnich.

“Ahora es el momento de probarlo”, señaló De Mistura sobre el acuerdo para el acceso humanitario durante una entrevista. “Tenemos previsto organizar los primeros convoyes en torno al martes o el miércoles como muy tarde”, añadió De Mistura.

El enviado especial de Naciones Unidas destacó que el cese de hostilidades acordado por las potencias se aplicará a nivel nacional con la única excepción de los combates contra organizaciones consideradas terroristas de la ONU, es decir, el Estado Islámico y el Frente al Nusra.

Así, el acuerdo incluye el envío de ayuda humanitaria a más de una docena de ciudades y localidades cercadas por fuerzas de uno u otro bando. Una comisión formada por Estados Unidos y Rusia concretará en cuestión de días los términos del alto el fuego.

Sin embargo, ni el Gobierno del presidente Bashar al Assad ni las milicias de la oposición rebelde aceptaron formalmente el cese de hostilidades y recibieron con escepticismo y confusión sobre las zonas en las que tendrá vigencia. “El objetivo es llegar a todos los lugares asediados. Vamos a comprobar cada uno de ellos”, concluyó De Mistura.