Obama pierde el voto juvenil

Las nuevas generaciones de estadounidenses se muestran desencantadas y pierden interés político tras ver que las promesas del demócrata en 2008 no se han llevado a la práctica

0

Ben Kramer, de 19 años, está sentado en una mesa repleta de calcomanías de Obama y cuenta entusiasmado qué razones hablan a favor de una reelección del presidente de Estados Unidos. «El paquete coyuntural impulsa la economía. La reforma sanitaria les brinda cobertura médica a 30 millones de estadounidenses», asegura lleno de expectativas.

No es de sorprender, pues es miembro del College Democrats, una agrupación estudiantil que colabora en la campaña electoral del Partido Demócrata.

Pero Ben, al mismo tiempo, sabe que mucha gente observa con escepticismo al inquilino de la Casa Blanca. El furor que causó en 2008 ya es parte del pasado.

Muchos jóvenes comenzaron a tener dudas al ver que varias promesas electorales de Obama no habían sido llevadas a la práctica.

La excelebridad Amber Lee Ettinger, de 30 años, tampoco se muestra tan enfática como antes. Hace cuatro años, promocionó el programa demócrata como Obama Girl, pero en la ahora afirma tener desconfianza. «Todavía no he decidido. Obama hace mucho, pero no lo suficiente», comentó.

En 2008, los jóvenes que votaban por primera vez fueron un gran respaldo para el candidato. El demócrata despertó interés político. Según el instituto de encuestas Gallup, un 78 por ciento de los chicos de entre 18 y 29 años quería participar en la votación.

Este año, el panorama ha cambiado: solo un 58 por ciento pretende ir a los comicios. Uno de los motivos podría ser la duda acerca de si Obama podrá modelar la política de los próximos cuatro años. Además, el lema de su actual campaña, Adelante, no parece haber prendido en la población tanto como sus emblemas de 2008, Esperanza y Cambio.

No obstante, Mary Smith, estudiante de la Universidad de Maryland, cree que el presidente es la mejor opción. «Pertenezco a la clase media y debo luchar para financiar mis estudios. Obama nos respalda. Romney, no», opina.

«El nuevo aspirante representa a un cuatro por ciento de la población. No quiero poner mi futuro en sus manos», asegura Jasmine Jones, de 19 años. Andrea Mitran, de 20, describe al conservador como «el prototipo de un hombre rico», y a la hora de juzgar los cambios logrados por Obama opina: «Nadie podría solucionar de inmediato todos los problemas».

También hay quienes recuerdan la muerte que se le dio al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden. «El 11 de septiembre nos traumó. Esperábamos desde hacía tiempo la muerte de Bin Laden», comenta David Harvey, de 19 años, también miembro del College Democrat.

Pero el rival de Obama, Mitt Romney, también despierta sus simpatías en los jóvenes. Una encuesta del estudio JZ Analytics llegó a la conclusión de que casi un 41 por ciento de los jóvenes votantes tiende a darle su respaldo.