El científico británico Stephen Hawking atiende una rueda de prensa en el One World Trade Center, en Nueva York, Estados Unidos, el pasado 12 de abril de 2016.
El científico británico Stephen Hawking atiende una rueda de prensa en el One World Trade Center, en Nueva York, Estados Unidos, el pasado 12 de abril de 2016. / efe
Publicidad

El famoso físico teórico Stephen Hawking falleció ayer a los 76 años en su casa en Cambridge. El mundo entero, pero sobre todo el mundo académico y científico llora la muerte de un hombre poco común por su inteligencia y sus circunstancias personales que le han convertido en el científico más popular desde Albert Einstein. Precisamente, Hawking dejó este mundo el mismo día en que se conmemoraba el nacimiento de Einstein, el genio al que admiró y en el que se miró para demostrar la Teoría de la Relatividad y avanzar en los misterios del universo.

Hawking fue un ejemplo de superación personal, tras décadas luchando contra una terrible enfermedad, superando todos los pronósticos que le auguraban una vida corta. Sin embargo, no pudo evitar los estragos de una forma atípica del esclerosos lateral amiotrófica (ELA), que le fue paralizando lentamente hasta que sólo era capaz de mover sus pupilas, cuyos movimientos interpretaba un ordenador, a través del cual salía su voz al mundo.

Hawking ha muerto el mismo día en el que se conmemora el nacimiento de Einstein

Su parálisis física no le impidió que su mente pudiera volar más allá. Fue un gran divulgador científico capaz de acercar la complejidad de la física a los neófitos en la materia. Desde el mundo de la ciencia, la política, el cine y la cultura han recordado no sólo al genio, sino al hombre divertido que siempre contaba chistes con un humor ácido y mordaz, al ser humano capaz de superar pronósticos devastadores, al superhombre que no se rindió jamás y que nunca perdió la ilusión por saber, por descubrir.

“El mayor enemigo del conocimiento no es la ignorancia, sino la ilusión del conocimiento”, una cita del propio Hawking que captura “tanto su inteligencia como su naturaleza curiosa”, destacaron desde la Unión Europea. “No solo mostró una curiosidad infinita, si puedo usar esta palabra, sino que también la ambición de hacer algo tan complejo como la física comprensible para personas como tú y yo”, manifestó el portavoz de la Comisión Europea Alexander Winterstein al saber del fallecimiento de Hawking.

Por su parte, la primera ministra británica Theresa May tuvo palabras de admiración hacia el físico con “una mente brillante y extraordinaria”. “Uno de los grandes científicos de su generación”, resaltó la política conservadora antes de agregar en una nota de Prensa que “su coraje, humor y determinación para aprovechar al máximo la vida fue una inspiración. Su legado no será olvidado”, dijo la jefa del Ejecutivo británico.

Su mente, libre de ataduras, fue capaz de volar por el universo para transmitir sus misterios. Unido a las dos universidades más prestigiosas de Reino Unido, Cambridge y Oxford, era miembro de Gonville & Caius, uno de los colegios de la Universidad de Cambridge, que ayer abrió un libro de condolencias.

Su colega, el físico James Hartle dijo a la BBC que Hawking “tenía una capacidad maravillosa para ver todo el desorden que hay en la física y ver cuáles eran los puntos esenciales”.

Frentes

“Mis recuerdos sobre él estarían en dos frentes, primero nuestro trabajo juntos como científicos y, segundo, como ser humano, cuya historia es de triunfo ante la adversidad”, destacó Hartle al conocer el fallecimiento del físico más importante de las últimas décadas, sólo comparable con Albert Einstein en popularidad y sapiencia.

Desde la Universidad de Cambridge destacaron la “inspiración” de la obra y la vida del físico y matemático que ha dejado “un legado imborrable”. El vicerrector de la institución, Stephen Toope, calificó a su colega como un “individuo único”. “Sus contribuciones excepcionales al conocimiento científico y la popularidad de la ciencia y las matemáticas han dejado un legado imborrable”, destacó el académico de la prestigiosa universidad británica.

Desde la NASA, utilizaron también las redes sociales para resaltar la obra y la figura del genio británico recientemente fallecido. “Sus teorías abrieron un universo de posibilidades que nosotros y el mundo estamos explorando. Que sigas volando como superhombre en microgravedad, como dijiste a los astronautas a bordo de la Estación Espacial en 2014”. Por su parte, desde la Agencia Espacial Europea (ESA), destacaron una frase para abrir su ‘tuit’: “Espacio, aquí vengo”. El mensaje elegido por la ESA añade que el genio “nos mostró que no hay límites para alcanzar nuestros sueños. Nuestros pensamientos están con su familia”.

Los astronautas Tim Peake y Pedro Duque expresaron sus condolencias a través de Twitter. Para Peake, Hawking “inspiró a generaciones a mirar más allá de nuestro planea azul y a ampliar nuestro conocimiento del universo”.

Por su parte, el español Duque agradeció al científico su aportación a la Ciencia. “Tristísimo día de pi hoy. Cierra el ciclo iniciado en 1989. Recordemos por siempre al genio Stephen Hawkins. Hablémosle de él a nuestros hijos y nietos”, publicó el astronauta en Twitter.

Inspiración

Desde el mundo del deporte también lamentaron la pérdida del científico, siempre una fuente de inspiración y de superación ante las dificultades de una incapacidad física. En concreto, Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional, ha calificado a Hawking como “un hombre extraordinario y un pionero para las personas con discapacidad en el mundo. Él encarnaba la habilidad de la palabra más que nadie”, añadió al tiempo que mostró su agradecimiento por sus palabras “verdaderamente mágicas” que pronunció el científico allá por 2012 en la Ceremonia de Apertura de los juegos que se desarrollaron en Londres.

El también físico teórico y profesor de Física Cuántica y Astrofísica de la Universidad de Barcelona, Roberto Emparán, calificó a Hawking como “uno de los grandes personajes de la historia” y como uno “de los científicos más brillantes de los últimos 50 años”. Su colega español destacó además la capacidad de superación del británico. “Ha sido una de las personas más extraordinarias que ha existido”, declaró Emparan en declaraciones a medios de comunicación. Los tres hijos del científico fueron los encargados de comunicar el fallecimiento de su padre. “Estamos profundamente tristes porque nuestro amado padre ha fallecido hoy”. “Fue un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán por muchos años”, aseveraron ante los principales medios de comunicación.