Miles de argelinos vuelven a salir a las calles contra Buteflika

Las protestas, convocadas desde internet, se han intensificado desde la semana pasada, motivadas por la decisión del presidente de presentarse a un nuevo mandato de cinco años

12

Decenas de miles de personas se echaron de nuevo a las calles de varias ciudades de Argelia para protestar contra la decisión del presidente, Abdelaziz Buteflika, de presentarse a un nuevo mandato de cinco años, en la medida en que muchos ponen en duda la capacidad del veterano dirigente, de 81 años, para seguir en el poder.

Las protestas, convocadas por Internet, se intensificaron desde la semana pasada y un gran número de policías se desplegó este viernes en zonas clave de Argel, así como en las cercanías de las principales instituciones. Testigos confirmaron refuerzos junto a las oficinas del Gobierno y al Palacio Presidencial.

Las movilizaciones de Argel, en las que ha participado el dirigente opositor Ali Benflis, concluyeron con enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, que utilizaron gas lacrimógeno para bloquear a un grupo que intentaba llegar a la sede de la Presidencia.

La agencia de noticias Reuters señaló que al menos una persona habría muerto en la capital del país durante los enfrentamientos, citando a una fuente. Por su parte, el Ministerio de Sanidad confirmó en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias, APS, que 183 personas resultaron heridas tras las manifestaciones del pasado viernes.

También se registraron marchas en la provincia de Tiaret, en la zona noroeste del país, y en la de Setif, en el noreste. Los mensajes en todos los casos fueron similares y se vieron pancartas y consignas contrarias al hipotético quinto mandato de Buteflika, presidente desde 1999.

reunión pacífica

Por su parte, la organización Human Rights Watch (HRW) denunció el uso excesivo de las autoridades contra los manifestantes e instó al Gobierno a permitir que los argelinos se reúnan de manera pacífica.

“Se debe permitir a los argelinos expresar sus opiniones sobre un quinto mandato del presidente sin temor a ser maltratados y detenidos”, indicó la directora de HRW para Oriente Próximo y África del Norte, Sarah Leah Whitson.

Whitson destacó la necesidad de que la Policía de Argelia respete el derecho de los “manifestantes pacíficos”. “Las autoridades argelinas deben manejar las protestas masivas de manera moderada, evitar el uso de fuerzas innecesarias y detenciones arbitrarias”, añadió.

Buteflika sufrió en 2013 un ictus que le obligó a reducir al mínimo sus apariciones públicas. Pese a las dudas sobre su salud, su campaña anunció que el presidente presentará hoy, último día posible, la documentación necesaria para formalizar su candidatura.

Buteflika ha gobernado desde 1999 y eliminó una insurgencia islamista de una década al principio de su gobierno. Los argelinos han tolerado durante mucho tiempo un sistema político con poco espacio para la disidencia como precio a pagar por la paz y la estabilidad.