La canciller alemana, Angela Merkel, en una imagen del pasado 20 de julio durante su despedida por vacaciones.
La canciller alemana, Angela Merkel, en una imagen del pasado 20 de julio durante su despedida por vacaciones. / EFE
Publicidad

La canciller alemana, Angela Merkel, mostró ayer su satisfacción con el acuerdo alcanzado entre el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para evitar una escalada en el conflicto comercial entre Washington y la Unión Europea.

“Tras el encuentro entre Trump y Juncker en Washington: el Gobierno federal ve con satisfacción el acuerdo sobre un enfoque constructivo del comercio. La Comisión puede seguir contando con nuestro apoyo”, afirmó la viceportavoz de Merkel, Ulrike Demmer, en su cuenta de la red social Twitter.

Trump y Juncker acordaron el miércoles en una reunión de crisis iniciar conversaciones para la eliminación de aranceles a bienes industriales. Además, de acuerdo con la UE, se decidió suspender la imposición de aranceles adicionales, por lo que de momento la industria automovilística europea queda libre de tasas. Trump afirmó que, como contrapartida, la UE comenzará a comprar más soja estadounidense e importará más gas natural.

El presidente estadounidense y el de la Comisión Europea rebajaron así las tensiones comerciales. La reunión se celebró después de que Trump amenazara con imponer aranceles elevados a las importaciones de automóviles procedentes de la UE. La Casa Blanca y los europeos planean ahora iniciar conversaciones encaminadas a abolir los aranceles sobre los productos industriales.

Aceituna española

Los aranceles adicionales de Estados Unidos a la importación de aceitunas negras de mesa españolas quedarán fuera de las negociaciones comerciales que el presidente norteamericano Donald Trump y el presidente Jean-Claude Juncker pactaron este miércoles, según han informado fuentes comunitarias.

Este asunto, por tanto, no será parte de la “nueva fase” que ambos mandatarios anunciaron tras su reunión en la Casa Blanca, que supone una tregua en la guerra comercial abierta entre ambas partes tras la aplicación de aranceles adicionales a las importaciones de acero y aluminio por parte de Washington.

Un alto funcionario europeo explicó que las investigaciones ‘antidumping’ y ‘antisubsidios’ de Estados Unidos sobre la aceituna negra española forman parte de las llamadas “medidas de defensa comercial” que “nunca se negocian” y sobre las que cada parte “mantiene su autonomía”.

Sin embargo, la UE considera que los aranceles adicionales a este producto español son “inaceptables” y sigue estudiando la posibilidad de elevar el caso a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En esta cuestión, Bruselas considera indispensable seguir defendiendo que las ayudas que otorga a los agricultores y los ganaderos europeos en el marco de la Política Agraria Común (PAC) son legales según las normas pactadas en la OMC por se desacopladas, es decir, por no depender del nivel de producción.

“Seguimos extremadamente vigilantes”, señalaron las mismas fuentes al ser preguntadas por los efectos que podría tener la investigación estadounidense de las aceitunas de mesa españolas sobre el conjunto de los fondos agrícolas europeos.

Agricultura

Este mismo jueves la Comisión de Comercio Internacional de EEUU ha adoptado la resolución definitiva sobre los efectos de las importaciones de aceituna negra sobre el sector californiano. El último paso es que el Departamento de Comercio del país norteamericano publique oficialmente el próximo 31 de julio el arancel definitivo a este producto, que será del 34,75%.

En cualquier caso, todos los productos agrícolas quedarán excluidos de las conversaciones entre Bruselas y Washington, con la excepción de la soja, el único producto agroalimentario sobre el que hablarán ambas partes, precisaron fuentes comunitarias.

FuenteEuropa Press
Compartir