May vuelve a proponer a la UE una prórroga hasta el 30 de junio

La primera ministra británica se compromete a celebrar elecciones europeas si Reino Unido continúa formando parte del bloque en mayo, aunque no sea la opción “más beneficiosa”

10
La primera ministra británica, Theresa May. / EFE
Publicidad

La primera ministra británica, Theresa May, solicitó por carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, una ampliación del plazo para la salida de Reino Unido de la UE hasta el 30 de junio como nueva fecha límite, si no consigue formalizar antes su salida mediante la aprobación de su Parlamento.

En la carta, May vuelve a solicitar esta prórroga para facilitar una salida ordenada del bloque “o de lo contrario Reino Unido abandonaría perentoriamente la Unión Europea”, como está estipulado, el próximo 12 de abril, en una posición que trasladará personalmente a sus colegas en la próxima reunión del Consejo el 10 de abril.

Hay que recordar que ya lo hizo el pasado mes de marzo, y recibió una respuesta negativa de los responsables de la UE, quienes la hicieron saber solo aceptarían una prórroga hasta el 22 de mayo si conseguía la aprobación del Parlamento.

“La política del Gobierno británico ha sido siempre la de una salida ordenada y sin retrasos”, según el texto de la misiva, recogido en el día de ayer por los medios británicos donde señala que, a pesar de estas últimas semanas de parálisis, “el Parlamento británico”, responsable de ratificar el acuerdo, “siempre ha creído que una salida previo acuerdo es el mejor resultado posible”.

Pero “esta parálisis no puede continuar, y esta incertidumbre está dañando la fe de los británicos en sus políticos, mientras la Unión Europea se reserva su legítimo derecho para tomar decisiones sobre su propio futuro”.

“Así las cosas, y tras pedir a regañadientes una ampliación del artículo 50 el mes pasado”, hizo saber May en relación al mecanismo legal que activa el protocolo de salida, “el Gobierno debe pedirlo de nuevo”.

ELECCIONES EUROPEAS

En su carta, la primera ministra reconoce que Reino Unido está legalmente obligado a celebrar elecciones europeas el 23 de mayo si para entonces sigue siendo estado miembro del eurobloque, aunque no es la opción que desea.

“La celebración de elecciones al Parlamento Europeo no beneficiaría ni a Reino Unido, como estado saliente, ni a la Unión Europea en su conjunto, pero aceptamos la posición del Consejo sobre nuestra obligación legal para celebrar los comicios”, apuntó. “Es por ello que estamos haciendo preparativos legales y responsables para esta contingencia”, añadió.

Por último, la primera ministra reconoce la “frustración” reinante, al haber sido incapaces ambas partes de “finalizar este proceso con éxito y orden”. “El Gobierno de Reino Unido sigue firmemente comprometido a ello y seguirá actuando”, culmina, “como un estado miembro constructivo y responsable durante este periodo excepcional”.