May busca que el Parlamento vuelva a votar el acuerdo del brexit

La ‘premier’ quiere evitar que Reino Unido participe en las elecciones europeas de mayo

34
Manifestantes anti-brexit participan en una protesta ante la sede el partido laborista en Londres.
Manifestantes anti-brexit participan en una protesta ante la sede el partido laborista en Londres. / efe
Publicidad

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó ayer que quiere que el Parlamento vuelva a pronunciarse sobre el acuerdo del brexit “tan pronto como sea posible”.

La “premier” respondió ayer durante 90 minutos a las cuestiones de los presidentes de las principales comisiones del Parlamento de Westminster que integran la conocida como Comisión de Enlace, que la preguntaron sobre diversos aspectos de la ruptura del Reino Unido con la Unión Europea (UE).

Sobre la fecha en la que los diputados de la cámara de los Comunes votarán, por cuarta vez, el acuerdo del brexit sellado el pasado noviembre entre Londres y Bruselas, May reconoció ser “reacia” a dar una cita concreta, pero adelantó que quiere que sea cuanto antes.

De lo contrario, el Reino Unido se vería obligado a participar a finales de este mes en los comicios al Parlamento Europeo en pleno proceso de salida del país del bloque comunitario.

El Gobierno conservador británico se encuentra inmerso en conversaciones con el Partido Laborista, que lidera la oposición, para tratar de llegar a un consenso que logre el apoyo de una mayoría de parlamentarios.

negociaciones

En relación a estas negociaciones, May señaló que están siendo “constructivas” y reafirmó que se trata del camino correcto a seguir porque la opinión pública “quiere ver” que trabajan juntos para “cumplir con el resultado” del referéndum de junio de 2016, que aprobó el brexit.

May insistió en que el Reino Unido necesita “terminar con la incertidumbre” y mostró su confianza en que el Parlamento consiga aprobar el acuerdo, a pesar de las tres derrotas anteriores.

En el caso de que esas conversaciones con la formación de Jeremy Corbyn no llegaran a buen puerto, May explicó que volvería a llevar a la Cámara de los Comunes una serie de votos indicativos para que esta expresara qué está dispuesta a apoyar.

En ese sentido, recordó que las opciones respecto al brexit continúan siendo las mismas: abandonar la Unión Europea con acuerdo, hacerlo a las bravas, celebrar un segundo referéndum o revocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa (sobre el mecanismo para la salida de un país comunitario) y no materializarlo.

De estas alternativas, la gobernante opinó que la única “aceptable” es salir con un pacto gracias al apoyo de una mayoría parlamentaria. Con todo, matizó que ese deseo no está “enteramente en las manos del Gobierno”, pues son los diputados los que tienen que posicionarse.

Preguntada por la posibilidad de que el Reino Unido se quede de forma indefinida dentro del bloque comunitario, indicó que la única manera de que eso ocurriera sería con la revocación del artículo 50, al tiempo que mostró su determinación a que el país rompa con la UE antes del 31 de octubre.