Matan a tiros a una reportera y un cámara de televisión en directo

El autor de los disparos intentó suicidarse al ser acorralado por la policía horas después

5

Una reportera y un cámara de una cadena filial de la CBS murieron tiroteados ayer cuando realizaban una conexión en directo en la localidad de Moneta, en el estado norteamericano de Virginia, según informó la propia empresa.

La cadena WDBJ7 confirmó el fallecimiento de la reportera Alison Parker, de 24 años, y de Adam Ward, de 27. El tiroteo se produjo cuando realizaban una conexión en Bridgewater Plaza. La Policía emprendió la búsqueda del tirador, del que tan sólo transcendió que es un hombre. Esta persona, que aparece parcialmente en las imágenes de la cámara, habría realizado al menos ocho disparos, según medios locales.

El responsable de la cadena, Jeff Marks, explicó que todo sucedió muy rápido: “Oímos gritos y después, nada”. Marks aseguró en una comparecencia en televisión que las autoridades desconocen por el momento los motivos del ataque. Los colegios del condado de Bedford, donde se encuentra Moneta, y del condado de Franklin quedaron cerrados tras el tiroteo como medida de precaución, según explicó las autoridades escolares.

Ambos estaban prometidos y tenían previsto casarse en breve. En el caso de Parker, se acababa de ir a vivir con su pareja, uno de los presentadores de la cadena que aseguró en Twitter sentirse “paralizado”. En cuanto a Ward, su novia era una de las productoras de la cadena. Se da la circunstancia de que ésta aceptó trasladarse a un nuevo puesto y ayer era su último día en la redacción, por lo que Ward había llevado globos y una tarta para celebrarlo.

El hombre fue identificado como Vester Lee Flanagan, e intentó suicidarse al verse acorralado por las fuerzas de seguridad pero sigue vivo según informó la propia empresa para la que trabajaban las víctimas.

Según la cadena, se encuentra en estado crítico. El sospechoso se disparó después de que las fuerzas de seguridad le arrinconaran en una carretera interestatal a unas tres horas de distancia del lugar del ataque. La WDBJ7 confirmó que Flanagan estuvo trabajando como reportero para esta cadena hasta hace un año bajo el nombre de Bryce Williams. Precisamente, usó las cuentas en las redes sociales que tenía con este nombre para publicar un vídeo del ataque.

El sospechoso aceleró, se salió de la carretera y se estrelló, ha precisado la Policía en un comunicado, según informa el ‘Washington Post’. Cuando los agentes se acercaron le encontraron con una herida de bala de riesgo vital. Según este medio, se cree que habría sido trasladado en helicóptero al hospital Inova Fairfax del condado de Fauquier.

En la grabación, que ya fue retirada pero de la que circulan algunas copias en las redes sociales, se ve a los dos reporteros realizando una entrevista en directo y cómo el autor de los disparos se aproxima hacia ellos, sin que estos se percaten. Ward aparece de espaldas realizando distintos planos mientras que Parker habla. Después, aparece en primer plano una pistola apuntando a la reportera y segundos después, el arma vuelve a aparecer y se escuchan los disparos.